Mostrando entradas con la etiqueta libros leídos en 2017. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta libros leídos en 2017. Mostrar todas las entradas

sábado, 17 de junio de 2017

"Divas rebeldes" de Cristina Morató



Terminé de leer "Divas rebeldes" de Cristina Morató.

Me apetecía hacer un parón entre novelas para leer algo diferente.

Este libro se compone de las biografías de siete mujeres del siglo XX, siete divas como dice el título, que todos podemos reconocer muy fácilmente: María Callas, Cristina Onassis, Coco Chanel, Eva Perón, Wallis Simpson, Barbara Hutton, Audrey Hepburn, y Jacky Kennedy. Personajes emblemáticos de las artes, de la canción, de la moda, del cine, junto a otras famosas por ser políticas.

Siete mitos llenos de glamour, de misterio, con los que hemos crecido. Ellas siempre han estado ahí, y han sido mundialmente famosas. Sin embargo la escritora nos las retrata como mujeres que no han querido ser famosas, no han querido ser estrellas. Dice que nos quiere mostrar su lado más humano. Y la verdad es que sí, la mayoría de ellas han sido vulnerables, frágiles y han buscado sobre todo ser queridas, más que el brillo o el glamour.
La autora ha subrayado en todas sus biografías sus infancias, sus años más indefensos, y vemos que coinciden todas en que en sus primeros años de vida no estuvieron lo arropadas que debieron estar. Todas tuvieron una infancia donde al final, por mucho que poseyeran algunas, no todas porque algunas como Cocó o Evita Perón rondaron la pobreza, no pudieron ser felices y las marcó esa infancia traumática como mujeres que luego quisieron saltarse las normas de su época, ser diferentes, distintas, aunque fuera a costa de inventarse parte de su pasado.

De vez en cuando me apetece leer biografía, aunque confieso que la novela me atrapa muchísimo más. En este caso al ser varias mujeres me ha parecido un libro entretenido. No es que me haya entusiasmado, todo hay que decirlo, no me ha despertado muchísimo interés, pero bueno está bien, aprendes sobre estas mujeres "rebeldes" cuestiones de su vida que no conocías y todo lo que sea aprender... bienvenido sea.


martes, 23 de mayo de 2017

"Los ritos del agua" de Eva García Sáenz de Urturi



«Para los que no conozcan mi historia previa, resumo en unas líneas: me llamo Unai López de Ayala, trabajo como perfilador en la Unidad de Investigación Criminal de la comisaría de Vitoria. A efectos prácticos, todo el mundo me conoce como Kraken. Tengo una afasia de Broca, el asesino en serie del anterior caso que resolví como pude casi me lleva por delante y me incrustó una bala en la cabeza».



Terminé de leer "Los ritos del agua", la continuación de "El silencio de la ciudad blanca" de Eva García Sáenz de Urturi. Muy buena continuación. Muy, muy entretenida.

Argumento:
Ana Belén Liaño, la primera novia de Kraken, aparece asesinada. La mujer estaba embarazada y fue ejecutada según un ritual de hace 2600 años: quemada, colgada y sumergida en un caldero de la Edad del Bronce. 

1992. Unai y sus tres mejores amigos trabajan en la reconstrucción de un poblado celta. Allí conocen a una enigmática dibujante de cómics, a la que los cuatro consideran su primer amor. 

2016. Kraken debe detener a un asesino que imita los Ritos del Agua en lugares sagrados del País Vasco y Cantabria cuyas víctimas son personas que esperan un hijo. La subcomisaria Díaz de Salvatierra está embarazada, pero sobre la paternidad se cierne una duda de terribles consecuencias. Si Kraken es el padre, se convertirá en uno más de la lista de amenazados por los Ritos del Agua.

Novelas de misterio, de detectives y asesinos, muy nuestras las que componen esta trilogía. Y que merecen mucho la pena.


"—Así es. Tenía el cuerpo sumergido hasta la altura de los hombros en un caldero de bronce lleno de agua, Kraken. Una pieza arqueológica, de museo, habrá que consultar con un experto, pero parece que es un caldero de la época celta. Una muerte muy extraña, un escenario muy elaborado. No es un homicidio cualquiera. Quiero pedirle a la subcomisaria que hable con el juez Olano para que te autorice a estar presente en la inspección ocular en calidad de perito. Espero equivocarme, espero que no nos tengamos que enfrentar de nuevo a un asesino serial, pero tú eres uno de los mejores perfiladores que conozco y necesito que, si me asignan el caso, estés a mi lado para asesorarme.

No pude evitar hacer conjeturas, no pude evitar imaginarme el escenario y desear verlo con mis propios ojos. Pero me frené. Continuaba de baja, seguía sin hablar, ya no estaba en activo. No podía ayudarla."

 
Como se continúa de la anterior, los personajes protagonistas son los mismos: Unai, o lo que es lo mismo Kraken, que es un inspector de la Unidad de Investigación Criminal de la Comisaría de Vitoria. Su compañera Estíbaliz, y su jefa y pareja la subcomisaria Blanca Díaz de Salvatierra, por un lado. Y por otro el hermano de Unai, Germán, y su abuelo. Ahora también aparecerán sus tres mejores amigos, y otros componentes de la cuadrilla. En general los personajes están bien perfilados, son bastante creíbles. De todos ellos yo me quedaría con el del Abuelo, con ese sentido común y esa templanza que dan los años, tan lograda.
En este volumen el tema son las relaciones familiares. Y de ahí también la negación de esas relaciones, su desviación, la enfermedad, la tragedia... No quiero contar más.

El ritmo de la narración es muy ágil, eso hace que la lectura sea muy entretenida. Les están ocurriendo muchas cosas a estos personajes. Está muy bien dosificada la intriga, sobre todo desde la mitad del libro en adelante se vuelve más rápida, se van descubriendo muchos misterios y la trama tiene varios puntos de giro que tienen ahí pillado.

Además también influye en que el ritmo sea rápido el que haya dos líneas argumentales en dos épocas diferentes. Se rompe la linealidad de la temporalidad porque va saltando a lo que pasó en 1992 y lo que está ocurriendo en la actualidad en el 2016, eso mantiene el interés del lector.

Por otra parte en cuánto a la ambientación, como en la novela anterior, sigue discurriendo la trama en Vitoria y sus aledaños. Está muy bien ambientada.

También hay que destacar de estas novelas, tanto de la primera cómo de ésta, ese trabajo de documentación tan bueno, exhaustivo, de todos los parajes de la localización, y de los ritos celtíberos, de ritos ancestrales en general, y de la historia.

Muy recomendable esta trilogía de La ciudad blanca, los dos primeros volúmenes son amenos, entretenidos e interesantes. Aconsejo leerlos por orden, porque aunque las tramas de los asesinatos son distintas, en muchos puntos el segundo se continúa del primero, y se desvelarían muchos detalles. Yo estoy ya deseando leer el tercero, a ver si no tarda mucho en publicarse.



Eva García Sáenz de Urturi (Vitoria) publicó en 2012 su primera novela, La saga de los longevos, que se convirtió en un fenómeno de ventas y fue traducido al inglés con una gran acogida tanto en Estados Unidos como en Reino Unido. En 2014 vio la luz la segunda entrega de la saga, Los hijos de Adán, y también la novela histórica Pasaje a Tahití. En 2016 publica El silencio de la ciudad blanca, un thriller apasionante ambientado en su ciudad natal, que ha supuesto un gran éxito de crítica y ventas en nuestro país y cuyos derechos de traducción ya han sido vendidos a Alemania e Italia y está en proceso de adaptación cinematográfica. Con El silencio de la ciudad blanca arranca una trilogía de la que Los ritos del agua es la segunda entrega.

lunes, 24 de abril de 2017

"Patria" de Fernando Aramburu






"Llovía a cántaros. Como la tarde que mataron a ese. Que si lo mataron, por algo sería. Y que yo sepa, mi hijo no fue. Así que a ver por qué va a tener que pedir perdón". 

Anoche terminé de leer “Patria “de Fernando Aramburu.


Lo he disfrutado mucho, me ha parecido muy entretenido, muy variado, interesante e instructivo.


Supongo que todos sabréis cual es su tema. “El conflicto” cómo se ha venido llamando. Y cómo ha afectado día a día, minuto a minuto, a la sociedad del País Vasco.


Para ello el argumento cuenta la historia de dos familias de un mismo pueblo que eran muy amigas y que se distancian y enfrentan a causa del “conflicto”, a causa de la ETA. El hijo de una de ellas es etarra, y el padre de la otra termina siendo asesinada por los miembros de ETA.


El escritor utiliza la técnica del multiperspectivismo, así que vamos a ir conociendo como se cuenta la historia desde el punto de vista de cada uno de los miembros de las dos familias a los que conocemos por sus nombres de pila. Una tiene dos hijos y la otra familia tres hijos. Por eso también es una novela coral con múltiples protagonistas.


Al usar esta técnica conocemos muy bien a los personajes, su mundo interior y sus acciones. Personajes que son como somos todos, imperfectos, contradictorios con días buenos y días malos en los que equivocamos las acciones, personajes que sufren y que quieren ser mejores pero a veces lo consiguen y otras no. El Txato, el empresario vasco a quién ETA le exige el impuesto revolucionario, el dueño de una empresa pequeña de camiones; la preocupación de su mujer Bittori, ama de casa, y muy amiga de la otra madre, a quién el asesinato de su marido parte por la mitad. Los hijos de los dos primeros, Xavier el médico reservado, y Nerea la hija que no quiere que se sepa que es la hija de una víctima de ETA, la hija que no quiere crecer pero que termina evolucionando, creciendo. Y en la otra familia la madre Miren, la que manda en la casa, la fuerte, la que defiende la causa y a su hijo etarra dónde y cómo sea. Su marido Joxian más sentimental, más dócil, muy buen amigo del marido de la otra familia. Y sus tres hijos: Joxe Mari, el joven que se va implicando cada vez más con la causa armada. Arantxa, la hija que siempre estará en contra de lo que hace su hermano, y quién tiene mala suerte a causa de una enfermedad y Gorka, el pequeño, el intelectual, que no quiere saber nada del “conflicto”, a quién le gusta escribir y lo hace en euskera.

Para mí mi personaje favorito es Arantxa. Y un poco también Gorka. Me han gustado mucho sus historias.

Podría parece que al usar el multiperspectivismo la historia nos puede parece repetitiva, pero la verdad es que a mí no me lo ha parecido. Con la visión de cada personaje la historia va transcurriendo, no se detiene, vemos evolucionar la postura de cada uno de los personajes y por tanto no se detiene. Y eso que la novela es larguita, más de seiscientas páginas, 125 capítulos, pero sus capítulos son muy cortos, y a mí me ha resultado muy fácil de leer, muy ágil, al ir cambiando tanto de personaje, vamos cambiando muy rápido de vida y de su devenir. Temporalmente abarca un período de tiempo de más de veinte años.

Me ha gustado la forma de escribir de Aramburu, mezclando la tercera con la primera persona, escribiendo como a ráfagas, mezclando personas, tiempos verbales, rompiendo la linealidad. Espacialmente estamos en el País Vasco, por tanto el lenguaje tiene muchos vocablos (amona, aita, ama, osaba...) y giros del vasco, verbos en condicional, que sustituye al pretérito imperfecto de subjuntivo.

Solo había leído algún relato corto de este autor, nunca una novela entera. Y me ha gustado su estilo desenfadado, directo, con esa mezcla entre el vasco y el castellano, entre estilo directo e indirecto, en tiempos verbales y vocablos.


Y nunca había leído sobre la ETA, así que para mí ha sido casi como un descubrimiento por partida doble. No es que pensara que este tema me fuera a gustar, por supuesto que no, no es un tema agradable ni amable, es muy duro, pero es la realidad con la que hemos crecido. Muchos, desde que tenemos uso de razón y por suerte, hemos sabido de los atentados por la televisión o la prensa. Pero hemos crecido con los atentados de ETA. Sin embargo gracias a este libro sabemos, o nos hemos acercado aún más, a como se vivía teniéndolo tan cerca, asistiendo de testigos a las presiones que había que soportar. Y aunque nos lo habíamos imaginado, gracias a la variedad de personajes de Patria nos hemos podido adentrar más en cada punto de vista. Todo se vive más en los pueblos pequeños que en las grandes ciudades, y cuando es algo tan horrible, tan intenso como esto, pues se llega a esas actitudes de intransigencia, cobardía, tristeza y demás. La postura de la Iglesia, de las pandillas de jóvenes, la interacción de las familias vascas con las que creen que no lo son, pero conviven día a día… Muchos subtemas se tocan aquí.


Me ha costado despedirme de estos personajes. Es de esas novelas que te gustaría que alguien te mostrara cinco años después de su final, cómo han continuado viviendo. Me ha atrapado. Para mí es muy recomendable esta novela. Mucho.

viernes, 31 de marzo de 2017

"Tú no eres como otras madres" Angelika Schrobsdorff





“Tú no eres como otras madres, no tienes las manos frías, ni canoso el cabello, y no me envuelves en grávidos cuidados”.

Terminé de leer "Tú no eres como otras madres" de Angelika Schrobsdorff.

Confieso que a mí me atrajo siempre el título de este libro. Me parece de lo más sugerente. Es cierto que además viene envuelto en muchas buenas críticas. Eso es peligroso, porque no siempre eso coincide con la visión de uno. Pero ahora me alegro de haberlo leído. Me he asomado al Berlín de antes y de después de la 2ª Guerra Mundial. He visto a los alemanes antes y después, los judíos antes y después. Y ha sido enriquecedor.

Pero vamos por partes.


En primer lugar hay que decir que no es ficción, sino es que una biografía, una autobiografía casi. Porque la autora ha contado la vida de su madre: Else Kirschner (Berlín, 1893 – Gauting, 1949).

Luego el argumento, o las memorias, cuentan la trayectoria vital de esta alemana judía, y escribo el "alemana" en primer lugar, porque así se sentía ella, y su familia. Una familia judía burguesa acomodada fue en la que nació a finales del siglo XIX. Vivió la primera guerra mundial, el periodo entreguerras y la segunda. Pero la protagonista pronto se rebeló contra las costumbres de su familia, que la habían buscado un judio maduro, y se enamoró de un poeta cristiano, y se casó con él y se independizó y fue repudiada a partes iguales... Luego frente a la desgracia familiar harían las paces. Pero ahí comenzó la vida de esta mujer que vivió intensamente los felices años 20 de ese Berlín que debía hervir en vida y actos sociales. No le importó nada tener a cada uno de sus tres hijos con un padre diferente porque ella quería tener uno de cada hombre al que amara, y no se le ponía nada por delante cuando de satisfacer sus deseos de libertad y sentir se trataba.


Mientras el III Reich iba ganando terreno y haciéndose fuerte contra todo pronóstico para esos alemanes un poco inconscientes. Luego vemos que además de la historia de una familia, es un libro histórico, un fresco de aquel tiempo, y creo que está tan bien ambientado, porque fue real, en ese espacio y tiempo que te llega.

Está contado en primera y en tercera persona. La primera persona de la protagonista y la tercera de su hija se van entrelazando de forma muy sincronizada. También por ello se nos ofrece un doble visión, un multiperspectivismo que nos ayuda a tener una visión más global.

Para mí el principio es lento, el arranque cuesta, pero después te va fascinando más la historia de esta mujer que no fue nada convencional, y más si sabes que existió de verdad. Cada vez este libro me iba gustando más, y tenía más ganas de continuarlo. La peripecia vital de esta mujer tan independiente, tan intensa, tan libre, y la de sus maridos, sus hijos, sus amigos, desde aquel Berlín, primero bullicioso y luego tan peligroso, a Sofía (Bulgaria) huyendo de la masacre, es lo que cuenta este libro. El cambio de actitud de la protagonista, su declive personal.

De ella dice la autora: aquella “mujer maravillosa con un hambre de vivir increíble, que siempre hacía las cosas como ella quería, a su manera”

La autora es la hija pequeña, nació en 1927, y es la que ha escrito ese devenir, primero por los recuerdos, después ayudándose por los testimonios de amigos y familiares y también de las cartas que escribía y recibía su madre. Está contado con un lenguaje sencillo, nada almibarado a pesar de ser madre e hija, claro que la historia no es para menos.

“En aquel mundo nazi mis padres hicieron de todo, todo tipo de tonterías para mantenerme alejada de lo que pasaba. Creían que era lo mejor para mí y yo no les guardo ningún rencor. Entiendo que lo hicieran. Ellos también estaban muy transtornados y no querían que aquella niña tan sensible supiese todo lo que estaba pasando en aquel momento”, confesaba en una entrevista reciente la autora antes de morir. Y, tras un suspiro, concluía: “Me aislaron de todo”. 

Esto de las lecturas es muy personal. Yo estas memorias vestidas de ficción las he disfrutado porque me ha permitido asomarme a aquel tiempo desde el punto de vista de los alemanes arios, de los alemanes judios, que no se estaban enterando de nada, que no querían enterarse de nada. Me ha gustado ver cómo evoluciona la vida de éstos últimos, cómo estalla su burbuja, y cómo tienen que escapar por salvar la vida, afortunados, mientras otros no tienen tanta suerte y mueren en campos de concentración. Esa unión de saga familiar y relato histórico me ha atrapado, además de que sus personajes, tan reales como la vida misma, eran de lo más interesantes.



domingo, 26 de febrero de 2017

"El paciente" de Juan Gómez-Jurado




"Todos ustedes creen conocerme. Se equivocan. Llevo ya mil ochocientos veintitrés días, once horas y doce minutos en el corredor de la muerte. De ese tiempo he dedicado cada segundo que he pasado despierto a reflexionar sobre los hechos que me han traído aquí. Y no cambiaría ni uno solo de mis actos. (...) No soy un santo, ni un mártir, ni un terrorista, ni un loco, ni un asesino. Los nombres por los que creen conocerme están equivocados." 



Me he terminado "El paciente" de Juan Gómez-Jurado y me ha parecido una novela entretenida y bien construida. Recomendable para evadirse.

No había leído nada de este autor y ya me lo apunto para otras incursiones en su literatura.

Pero vamos primero al argumento: Julia, la hija de David Evans, un prestigioso neurocirujano, ha sido secuestrada. No hay rescate, sino una orden: que el próximo paciente al que tiene que operar el Dr. Evans no salga vivo. El próximo paciente es el Presidente de los Estados Unidos.

A partir de aquí la novela empieza a coger carrerilla y ya no termina hasta el desenlace.

Supongo que el tema de este thriller está claro ¿no? ¿Qué serías capaz por recuperar a tu hija? ¿Y cuando eres médico y te piden no salvar una vida? Pero se tocan mucho más temas. Otro dilema es el de la cuñada, que tiene también que enfrentarse con otro dilema moral. Y además se habla de la sanidad estadounidense, de las adopciones, del amor correspondido y el no correspondido, del amor entre hermanas... Muchos temas. 


Espacial y temporalmente la historia se sitúa en Estados Unidos, y son 63 horas.


Los personajes están bien perfilados. Son creíbles. Sobre todo los dos protagonistas El Dr. Evans, bien descrito en sus claroscuros, sus dilemas, sus sentimientos encontrados... Y White, el psicópata de la historia, que es sobre todo eso: cruel. También está Kate, que también tendrá bastante protagonismo, la cuñada del Dr. Evans. Y su suegro, su hija... Y por supuesto el Presidente de EEUU, la Primera Dama, y algún que otro menos relevante.

La novela tiene un arranque muy bueno, cuando comienza sabemos que el protagonista está en el corredor de la muerte: ¿Lo ha hecho, o no lo ha hecho? ¿Qué ha pasado?

Está contada desde el punto de vista del Doctor Evans, aunque a partir de un momento dado también hay capítulos desde la perspectiva de Kate, su cuñada que se verá envuelta en la trama totalmente. Se alternan la primera persona con la tercera. Dos o tres capítulos más pequeños nos darán la visión del "malo" de la historia. Estos cambios en el narrador, nos ayudarán a saber mucho más sobre ellos: sus motivaciones, su pasado, y por supuesto su lugar en esta historia.Y también aportan agilidad en el narrador.

Es una novela de intriga con un ritmo muy ágil, casi trepidante a medida que vamos avanzando. A mí me ha gustado mucho el comienzo que tiene tan bueno y después el final donde te da varios giros, aunque hay algo que me ha chirriado un poco, el destino de White. Pero no quiero destripar nada, así que no os cuento más de ello.

Un lenguaje de frases rápidas, concisas, directas. Se nota que el autor se ha documentado bien, lo cual es de valorar. Me han gustado especialmente los parrafos dedicados a la operación:

"Cuando entras en un quirófano donde acaba de hacerse una craneotomía percibes un olor especial. Por encima del desinfectante, de los productos químicos, de tu propio sudor. Es el olor de hueso cortado y de sangre. Cuando lo percibes, sabes que una parte del paciente ha entrado en ti y ahora forma parte de ti. Es un lazo que mantendréis siempre. Puede sonar enfermizo y espeluznante, y por eso los cirujanos no solemos hablar de ello. Pero no es menos real."

En fin, que es una novela de intriga que, al menos a mí, me ha atrapado. Es muy entretenida. Te ves envuelto en la historia y tienes que leer y leer para ver cómo termina. Creo que está bien estructurada y construida. 

Seguiré leyendo a este autor.


AUTOR
Juan Gómez-Jurado es un escritor y periodista español, nacido en Madrid en 1977. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad San Pablo CEU, ha ejercido su  carrera profesional en las redacciones de Canal Plus, Cadena SER, diario ABC, TVE y La Voz de Galicia. Colabora con las revistas Qué Leer, JotDown Magazine y New York Times Book Review y participa en programas de radio y televisión. Ha ganado diversos premios literarios por sus relatos. Tras el éxito internacional de Espía de Dios consiguió ver su sueño cumplido, dedicarse de lleno a contar historias.

viernes, 10 de febrero de 2017

"El silencio de la ciudad blanca" de Eva Gª Saenz de Urturi








Terminé de leer "El silencio de la Ciudad Blanca" con muy buen sabor de boca porque me ha parecido muy, muy entretenida.


El argumento es el siguiente. "Han pasado ya veinte años desde que tuvo lugar el que en principio se llamó "El doble crimen del dolmen" pero que al final resultó ser una sucesión de crímenes dobles, porque el asesino mataba por parejas. Un hombre y una mujer aparecían desnudos mirándose, como acariciándose la mejilla. Además la edad de las parejas iba saltando de cinco en cinco años..."

“Estaba disfrutando del mejor pincho de tortilla de patatas del mundo, con el huevo a medio cuajar y las patatas cocidas aunque crujientes, cuando recibí la llamada que me cambió la vida. A peor, debo aclarar.”

Es una novela negra con ambiente típicamente español, porque se desarrolla íntegramente en la preciosa ciudad de Vitoria. Cada pareja asesinada va encontrándose en alguno de sus monumentos siguiendo la historia de la ciudad. Comienza en la prehistoria porque los primeros asesinados están en los Dólmenes y así progresivamente la vamos recorriendo. Luego además vas visitando Vitoria y dando un repaso a su historia. Así que tenemos una novela negra con un toque histórico. Hay también pinceladas con las leyendas, y la mitología del lugar.


En lo que se refiere a los personajes, tenemos varios protagonistas. En primer lugar la misma ciudad, que cómo ya os digo va a estar muy presente en toda la novela. Y después tenemos a Blanca Díaz de Salvatierra, recién llegada a Vitoria como Subcomisaria. Y a la pareja que investiga, por un lado el inspector Unai López de Ayala, especialista en perfiles psicológicos, y por otro su compañera Estíbaliz.


«Ambos éramos jodidamente buenos cerrando casos, aunque no tan buenos siguiendo las reglas. Cargábamos con más de un apercibimiento por desobediencia, así que habíamos aprendido a cubrirnos. Respecto a seguir las normas… estábamos en ello». (Página 15)


El resto de los personajes también están muy logrados, son personajes con características que les hacen especiales y únicos: el abuelo y el hermano de Unai, los gemelos, el trio de la historia previa de los gemelos... Son todos personajes ricos en matices.


La novela espacialmente ya os digo que se localiza sobre todo en Vitoria, ocasionalmente en pueblos cercanos. Temporalmente se rompe el hilo temporal y la novela va hacia adelante y hacia atrás, de la actualidad a los años setenta del siglo pasado, haciendo muchas menciones a veinte años atrás, cuando empezaron los asesinatos. Esto ya le da mayor impulso al ritmo de la narración.


El presente, en el verano de 2016, está contada en primera persona, lo cuenta Unai, lo sorprendente es el momento desde el que te lo cuenta y que se va a descubrir más adelante.Y la parte del pasado es un narrador omnisciente el que nos lo va contando. El cambio de enfoque, de narrador, hace que te alejes un poco más de la historia cuando se refiere al pasado, de hecho creo que la autora no nos la quiere mostrar tanto y por consiguiente creo que la atención del lector será más cuando esté leyendo los capítulos que se refieren al presente. A mí, personalmente, me hubiera gustado más de los protagonistas de la parte del pasado, se quedan un poco desdibujados al final.

"Estoy cansado de esperar a que las circunstancias sean perfectas, nunca lo son"

La prosa es sencilla, directa, casi coloquial (de hecho aparecen expresiones del momento como "lo siguiente..." que me han chirriado un poco, la verdad. Pero bueno lo he atribuido a un guiño al lenguaje actual, aunque no me gusta mucho). Esta prosa sencilla, llena de diálogos, contribuye también a la rapidez en la lectura.

El ritmo de la novela, como os comentaba, es muy ágil. La autora sabe ir dejando muchas incógnitas que hay que ir resolviendo. La intriga está bien dosificada. Y tiene varios giros muy bien aplicados. Es una novela entretenida, que te engancha. La ambientación está muy conseguida.


Llegué a ella por casualidad y la verdad es que me ha parecido bastante recomendable. Si os apetece novela negra de "la nuestra", que te tiene atrapada, yo creo que ésta os puede gustar. Yo la he disfrutado mucho.



 

Os dejo con una canción que es importante en el libro "Abrazado a la tristeza" de Estrechinato. Yo se la había escuchado a Fiti. Pero os dejo con ésta, porque es de la que hablan en la novela.



sábado, 28 de enero de 2017

"Todo esto te daré" de Dolores Redondo


«-¿Me considera un monstruo, señor Ortigosa? ¿Cree que soy cruel? Pues piense una cosa: si mi marido puso a Álvaro al frente de nuestra casa no fue por su buen corazón, sino porque en él se aunaban esa capacidad de crueldad y fuerza necesarias para salvaguardar la heredad, nuestra estirpe y lo que eso significa, a cualquier precio. (…) Su padre sabía que cumpliría porque ya lo había hecho antes, haría todo lo necesario, fuera lo que fuese y así lo hizo». (Página 299)


Terminé de leer "Todo ésto te daré" de Dolores Redondo. Me pareció una novela de lo más entretenida. 

No era la primera vez que leía a Dolores Redondo, ya hemos hablado en este blog de su trilogía del Baztán, e incluso hay una entrada que hice sobre los pueblecitos del Valle del Baztán y por tanto los rincones de los que habla en su trilogía. 

Creo que a partir de ahora no me voy a perder ninguna novela de esta autora. Son al mismo tiempo de misterio pero sentimentales e intimistas.

"Todo esto te daré" ha sido el último Premio Planeta. Y con la concesión a esta novela mi opinión sobre este premio tan nombrado ha ganado puntos. Y eso que he leído también críticas negativas de ella, muy negativas, pero yo no estoy de acuerdo.

El argumento de la novela es el siguiente: Un famoso escritor recibe la noticia de que su marido ha muerto en un accidente de automóvil en Galicia, un lugar donde no debería estar. De inmediato, se traslada a la Ribeira Sacra para averiguar lo qué pasó.

El tema principal de la novela es el dolor ante la pérdida de un ser querido, pero también aparece la codicia, las diferencias sociales, los celos, los prejuicidos, la homofobia... Muchos temas. Hasta la literatura.

«Leer fue la fortaleza en la que defenderse mientras se batía en una guerra perdida contra el instinto exultante de su sexualidad. Leer era una defensa, un escudo con el que armar de recursos su timidez para relacionarse. Pero escribir era infinitamente más que eso. Escribir era el palacio interior, los sitios secretos, los lugares más bellos formando parte de un conjunto de ilimitadas estancias que él recorría, riendo, corriendo descalzo, deteniéndose a acariciar la belleza de los tesoros que allí albergaba». (Página 41)

Como vemos se abren interrogantes nada más comenzar la novela. Es una novela de secretos y misterios que habrá que ir resolviendo. Reconozco que a mí me entretenienen mucho este tipo de novelas. El ritmo de la narración yo creo que está conseguido, a mí rápido me atrapó. Aunque creo que es más ágil en la segunda mitad de la novela. En la primera se entretiene más en las dudas del protagonista, en sus recelos, en su mundo interior y la lectura se hace más lenta. A veces la prosa de la autora se hace incluso poética, a mí me gustan las imágenes, en mi opinión se enriquece la prosa. Pero claro quizás a todos los lectores y más a los gustosos de las novelas de intriga les parece que esos giros en la prosa vuelven más lenta la acción.

 "La atmósfera fría del exterior, en la que la niebla se había cerrado bajando considerablemente la temperatura, había transformado la luz de las farolas del acceso vecinal en fantasmagóricos derviches que, como integrantes de una santa compaña, arrastraban sus penas por los caminos"


Hay una trama principal que es la muerte de Álvaro Muñiz de Dávila, el marido del protagonista que se llama Manuel Ortigosa y es un reconocido escritor. Y después la autora ha creado varias subtramas con los hermanos y demás familiares y allegados. Los personajes principales en su mayoría son masculinos, en contraposición con la trilogía del Baztán donde eran femeninos. Me han parecido en general bastante creíbles. La mayoría pertenecen a una familia gallega de raigambre y apellidos compuestos. 

Transcurre la acción en la actualidad y en Galicia, exactamente en la Ribeira Sacra. De lo mejor en la novela es la ambientación, como ocurría también en su famosa trilogía. La autora sabe recrear muy bien los paisajes, los lugares de esta región entre Orense y Lugo. Dan ganas de ir corriendo a conocerlos. Y cómo yo nunca he estado no os extrañe si hago una escapadita para allá, porque los describe de tal forma que es cómo si los pudieras estar contemplando y sabes que te estás perdiendo algo.

En cuando al narrador, es en tercera persona. Y está dividido en 47 capítulos precedidos por un título. Es una novela larga, tiene seiscientas páginas. A mí no se me ha hecho larga, la verdad es que como os decía me parecía muy entretenida, y los personajes me parecían muy interesantes. Quizás podría acortarse algo, eliminar algún personaje, o alguna subtrama, porque sí que es verdad que gana a medida que vas leyendo porque la autora se va centrando más en el misterio principal y van ocurriendo más cosas, dosifica mejor en esta parte la intriga, resolviénose poco a poco los interrogantes, con lo cual aumentan las ganas de leer más. 

Y desde luego mí me gusta mucho cómo termina, quizás lo tachen de sentimental pero a mí me parece que termina redondo, con la frase que tenía que terminar.