Mostrando entradas con la etiqueta Zaragoza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Zaragoza. Mostrar todas las entradas

jueves, 10 de mayo de 2018

Relato "Guardiana de sus recuerdos" de Rocío Díaz





Guardiana de sus Recuerdos
Rocío Díaz Gómez


Una anciana acercaba despacio un humeante plato a la mesa, intentando no derramarlo. Al mismo tiempo su hijo llegaba corriendo a la cocina, tras oír que le llamaban para comer:
—¡Venga hijo! ¿Dónde estabas? ¿Otra vez enviciado con tus dibujos?
—¿Con los dibujos? No, que va mama, estaba, estaba…  No sé.
—No importa hijo, ya estás aquí, se enfría la comida y la sopa fría no sabe a nada.

Mientras se sentaba, la anciana con sus artríticos dedos revolvió su pelo con una caricia antigua. Con inmensa ternura peinó las suaves canas que clareaban el escaso pelo de su hijo.

—Mamá… ¿Podré salir luego al jardín?
—¿Al jardín, hijo? Mejor ves una película ¿no? o lees tus libros.
—No mamá, ya no llueve, mejor al jardín ¿Puedo…? ¡anda! Seguro que me vienen a buscar… Solo un ratito…
—Bueeeno mi vida, pero sin pasar de la verja, ya sabes que luego si sales a la calle te pierdes…
—Sí mamá… vale, hasta la verja.

Y mientras él acercaba la cuchara a su boca, la madre rozó con delicadeza la frente de su hijo, siguiendo cuidadosamente las arrugas que sus 65 años, dos meses y trece días habían ido arando sobre su piel. Caminos profundos pero cortos como la memoria de su niño. Aquel niño a quién una remota operación, que pretendía curarle la epilepsia, le amputó la memoria para siempre. Desde aquel triste día su presente resbala como pez de entre las manos. Y los recientes recuerdos naufragan en aquellas aguas transparentes a las que quedó reducida su memoria.

Su niño canoso permanece en 1953. Su reloj se paró. Y aún tiene 10 años aunque vista pantalón largo. 10 años, aunque por su piel hayan resbalado las lluvias de casi 66 inviernos. Por eso espera cada tarde que sus amigos lleguen con sus bocadillos a buscarle. Lleguen para salir a jugar al balón. Pero no llegan nunca. A esas horas andan ya preparando la merienda de sus primeros nietos. La anciana nunca pensó que podría cuidarle durante tanto tiempo. Ya ni se acuerda desde cuándo cuenta, tanto su edad como la de su hijo, en años, meses y días, a sabiendas de que cada hora trae el regalo de velar por él. Aún así hace tiempo que reservó plaza en una residencia de ancianos. Y cada primero de mes, sin falta, llama por si ha cambiado el personal para explicarles la situación: “Perdóneme que sea tan pesada, pero él no es como los demás, él no es más que un niño de 65 años, dos meses y trece días sí, pero un niño…”

– Antonio hijo… No juegues con el tomate… Si ya terminaste, venga, sal un rato al jardín…
– ¿Al jardín…?- Sí, mi vida, ¿no querías ir…?”
-¿Yo…? -contesta él- No lo recuerdo…
– Claro mi niño, pero para eso estoy yo, para eso está tu madre, para recordártelo…




Cómo ya os he contado, estuve en otra aventura literaria en Zaragoza, éste es mi relato que obtuvo el premio único de Microrrelato en la categoría adulta en el II Certamen Literario de la Asociación cultural y teatral Actúa el pasado 5 de mayo de 2018.

Espero que os haya gustado.

Entrega de premios ACTÚA Librería París en Zaragoza



La última aventura literaria de nuestra protagonista tuvo muchos cómplices detrás: Una Asociación cultural y teatral, una librería, una ciudad y un grupito de mañas y madrileñas compinches de la aludida.

Nuestra protagonista, ojo avizor, siempre que distinguía en lontananza un premio de relatos en alguna de las ciudades donde tenía amigos (Huelva, Zaragoza, León...) probaba suerte. Es tan escurridiza la suerte que lo más fácil es que no se lo dieran. Pero, si por el contrario, sonaba la flauta y se lo premiaban, la felicidad se multiplicaba y allá que corría detrás del flautista de Hamelín de los Premios Literarios.

Y casi llovía abril cuando descubrió aquel certamen literario que llevaba una Asociación Cultural y Teatral llamada Actúa. Le gustaban estas asociaciones, pero además era de Zaragoza ¿Qué mejor excusa sería para ir a visitar a sus amigas las mañas?

Y probó suerte. Y echó a volar uno de sus relatos.

Y aquel frágil relato de poco más de una página voló y voló, hasta aterrizar justo donde tenía que hacerlo.

Y nuestra protagonista ganó el botín.

Y allá que se fue, rauda y veloz, con algunos de sus compinches madrileños, un soleado 5 de mayo a recogerlo. La entrega de premios se llevó a cabo en la Librería París. Nunca le habían dado un premio entre tantos libros. Y fueron todos muy amables. Y, allí con sus compinches mañas, aunque no comieron perdices, bebieron un vino estupendo y brindaron por todas esas ocasiones en las que las cosas salen bien.

Porque hay veces que sí, que las cosas de este mundo se recolocan justo en su sitio y salen bien.


II Concurso Actúa:
- Ganador de la Viñeta de menos de 16 años: Lucia Olimpia Badita Martínez con El Unicornio
- Ganador de la Viñeta de más de 16 años: Alberto Pérez Cabello con El desencuentro
- Ganador de Relato Categoría Juvenil: Miguel Rodríguez Rico con La cuenta atrás
- Ganador de Relato Categoría Adulto: Rocío Díaz Gómez con Guardiana de sus recuerdos

En este enlace tenéis la viñeta y relatos ganadores:



Y aquí debajo algunos momentos estelares:

Alberto Pérez Cabello recogiendo su premio de manos de Blanca BK

La pequeña Lucía Olimpia recogiendo su premio con la Junta Directiva y Michel Suñen

Aquí yo, Rocío Díaz, recogiendo mi placa


Aquí también yo, recogiendo también parte del premio: los libros, el sobre...





La Junta Directiva y miembros del jurado: Blanca BK y Michel Suñen
Miembros de la Asociación, el jurado y los premiados


Y un pequeño guiño a mis buenísimas amistades con quién feliz estuve de compartirlo:



domingo, 10 de diciembre de 2017

De dos palabras muy similares: Gualtrapa y gualdrapa





Hace ya unos años se puso de moda la palabra "Gualtrapa", imagino que muchos de vosotros os acordareis. 

Se quedó como un término del lenguaje coloquial que nunca pasó a formar parte del diccionario de la Real Academia. Su definición es ambigüa, se refería a alguien descuidado o desaseado, o a algo de poco valor.

Sin embargo sí que existe la palabra "gualdrapa".



Os copio su definición:



gualdrapa.

De or. inc.
1. f. Cobertura larga, de seda o lana, que cubre y adorna las ancas de la mula o del caballo.
2. f. coloq. Calandrajo desaliñado y sucio que cuelga de la ropa.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Hace poco tiempo, en Zaragoza, estuvimos visitando la Casa de la Real Maestranza de Caballería, de estilo renacentista del siglo XVI, donde nos enseñaron algunas de ellas y nos dijeron o recordaron este término.

Gualdrapa es un término de origen incierto que como dice el diccionario se refiere a esa cobertura larga que cubre la grupa del caballo. 

Era muy habitual verla en la Edad Media en los Torneos y las Justas cuando se vestía a los caballos con prendas más adornadas con los emblemas o escudos de los caballeros.


jueves, 23 de noviembre de 2017

Trampantojos en Zaragoza



Nos gustaba seguir ilusionándonos, nos gustaba jugar, y por eso coleccionábamos trampantojos.

Los trampantojos eran esos murales en la pared que jugaban con nosotros gracias a la perspectiva y el efecto óptico.

Para empezar ya nos gustaba la palabra ¡Trampantojo! trampa para el ojo.

En aquella ocasión nos trajimos dos "trampantojicos" de tierras mañas que nos encantaron.
Bueno uno parece más un muralico, la verdad...

Qué ilusión le hizo a nuestro blog cuando se los dimos a la vuelta de nuestro viaje.
Aunque después preguntó: ¿Y no me has traído un adoquín de caramelo?
Algunos blogs son tan golosos como sus dueñas.





jueves, 27 de abril de 2017

De letreros de la calle. De los libros



¡Venga que estamos a puntito de entrar en el fin de semana, y para los madrileños bien largo!

Encabezando la entrada un regalo de esos que me hacen especial ilusión. Los que vienen cuando alguien en la distancia se acuerda de mi blog y saca la cámara o el móvil y lo atrapa para él. 

La foto es de Zaragoza, y me la mandado mi sobrino David. Cómo me gustan estos regalos. Mil gracias sobrino!!



Y ésta la he tomado yo en Valladolid, también de libros, que para eso estamos en la semana del Día del Libro.


lunes, 7 de diciembre de 2015

Las antiguas escuelas... Hoy 7 de diciembre, no lectivo

En Calatayud. Ahora es la Biblioteca Pública Municipal Baltasar Gracián


Hoy, 7 de diciembre de 2015, no es un día lectivo. Los chavales hacen "puente" en Madrid. 

También muchos mayores se han cogido el día libre y se notaba muchísimo por las calles y en el metro a las siete y media de la mañana. Que gusto ir por Madrid así. 

Pero bueno a lo que íbamos, he pensado que como hoy "no es lectivo" era un buen día para dedicarlo a las escuelas. A esas escuelas de antiguamente que se dividían las clases en niños y niñas y de las que todavía quedan vestigios por nuestro país. Y otras que, aunque no se observe esta distinción, se ve claramente que han perdurado desde el ayer. Quería hacerles un homenaje porque pocas cosas hay más importantes que la transmisión de conocimientos, la educación, la cultura. Es una seña de identidad.

Os traigo un montoncito de fotos de ellas. Algunas me las han regalado mis amigos en sus viajes y otras las he fotografíado yo misma. Me parece muy bien que la mayoría estén rehabilitadas por dentro y dedicadas a fines culturales.

"Escuela de Niños" Teruel Matarraña

Estas tres fotos son de Teruel, de un par de pueblecitos de la comarca de la Matarraña.


"Escuela de niñas" Teruel Matarraña

"Escuela elemental de niños" Teruel Matarraña



Estas dos fotos son de Burgos. Las Escuelas Municipales reconvertidas hoy en día en un Centro de Educación para personas adultas "Victoriano Cremer".  

Monasterio de Rodilla (Burgos)


Esta foto la cogí al vuelo desde el coche, porque me gustó con su ropa tendida y su aspecto añejo. He buscado por internet y he encontrado en la hemeroteca del periódico ABC, en su número del 19 de junio de ¡1927! hablando de los indianos y del bien que hicieron en sus pueblos, que "don Aquilino Puerta entrega a Monasterio de Rodilla (Burgos) un grupo escolar que se presupuestó en 50.000 pesetas". 


Escuela rural de Linas de Marcuello reconvertida en Museo
Y ésta última es un recordatorio de la entrada que le dedicamos en su día a la Escuela Rural de Linas de Marcuello recorvertida hoy en un Museo. Debajo os copio el enlace.

Os dejo con algunos enlaces de otras entradas de este blog que hemos dedicado a las escuelas en diferentes puntos de España por si os apetece echarles un vistazo.


domingo, 24 de noviembre de 2013

De los nombres de los sitios... Bares de copas




Ésta foto la tomé en Zaragoza


Hace ya un tiempo que no dedicamos una entrada a nombres de tiendas.

En este caso vamos a dedicársela a nombres de bares de copas. Así nos hacemos la ilusión de que aunque quede poco ¡todavía estamos a domingo! y es fin de semana...

Espero que os gusten. A mí me parecieron originales.

En Madrid...


En Madrid


Podría ser una zapatería... Pero no, también es un bar de copas