Mostrando entradas con la etiqueta Washington. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Washington. Mostrar todas las entradas

jueves, 17 de noviembre de 2016

Ruta por bibliotecas importantes de la Costa Este de EEUU

Biblioteca del Congreso en Washington


Esta entrada de hoy está especialmente dedicada a los que os gustan las Bibliotecas. 

Porque hoy os quería proponer una ruta por algunas preciosas. No os voy a engañar, no nos pillan nada cerca, a los que vivimos en España. Pero, si alguna vez visitais EEUU, y más concretamente su costa Este, yo os quería recomendar que no dejáseis de visitar cuatro bibliotecas muy, muy especiales. 

Quiero dedicar una entrada de este blog a cada una de ellas por separado, porque lo merecen de sobra. Y de hecho ya he publicado un par de ellas como la de la Biblioteca Pública de Nueva York y la de Boston, que serían dos de las cuatro paradas obligatorias.

Pero antes de seguir hablando de ellas pormenorizadamente, vamos a detenernos a enumerarlas, y mostraros el itinerario a seguir, para que tengais una idea global sobre ellas.



Biblioteca Pública de Nueva York.


Está situada en todo el centro de Manhattan, no tiene pérdida, entre las calles 40 y 42 con la Quinta Avenida. Muy cerca del parque Bryant y de la Estación Central. La Biblioteca Pública de Nueva York es la segunda mayor de Estados Unidos y una de las más importantes del mundo. Posee un inmenso fondo, con más de 3 millones de ejemplares, y un sistema de búsqueda en catálogo de los más eficientes del país.

Os dejo el enlace del blog donde comentamos sobre ella de forma más pormenorizada:
http://rociodiazgomez.blogspot.com.es/2016/10/la-biblioteca-publica-de-nueva-york.html



Biblioteca Pública de Boston: 



La colección de esta biblioteca inmensa, cuenta con más de 15 millones de libros, solo superada por la Biblioteca del Congreso o la de la Universidad de Harvard.
También destaca por tener además 600.000 fotografías, obras de Rembrandt, Durero, Goya, Daumier, Toulouse-Lautrec y 350.000 mapas antiguos.
 
Cómo ya la hemos comentado en el blog más detalladamente os copio el enlace:



Biblioteca del Congreso en Washington:



A espaldas del Capitolio, en el edificio Tomas Jefferson está está preciosidad de Biblioteca. Tuvo su origen en 1800 en la presidencia de éste último y su biblioteca, que al principio estuvo en el Capitolio. Pero cuando las tropas inglesas en el 1815 la destruyeron, cedió su propia biblioteca de 6.500 volúmenes.



En la actualidad tiene más de 35 millones, y se considera la Biblioteca Nacional de EEUU. Tenemos aún pendiente dedicarle una entrada a ella sola.



Biblioteca Morgan en Nueva York:


Bastante cerca de la Estación Central de Nueva York, en la quinta avenida, tenemos esta joya. Un adinerado J.P. Morgan Jr. a la muerte de su padre J.P. Morgan, decide abrir al público su colección. En ella tenemos varios incunables, originales como el de Ivanhoe, algunas cartas manuscritas de importantes escritores como Dickens, Balzac, primeras biblias impresas, y un buen montón de tesoros más.

Pero ya os hablaré de ella más despacio, que se merece de sobra su propia entrada.



Os recomiendo mucho estas cuatro bibliotecas. Si andáis por esas tierras no os las perdáis.

martes, 1 de noviembre de 2016

1 de Noviembre, Día de Todos los Santos. El cementerio de Arlington



En estos primeros días de noviembre les dedicamos una visita a nuestros cementerios. Siempre por estas fechas intento en el blog hacerme hueco de ello y tenemos varias entradas dedicadas a ellos.

Hoy, 1 de noviembre, traigo otro para vosotros. Uno diferente, bastante importante. Mucho. Pero donde en cambio se respiraba silencio, tranquilidad, orden...

















Me estoy refiriendo al Cementerio Nacional de Arlington de Washington. Una enorme extensión de lápidas blancas todas alineadas. Bueno en realidad y como dice su nombre, está en Arlington, en el estado de Virginia. Si no lo conoceis, desde luego lo habréis visto en muchas películas.

Es un cementerio militar de 624 hectareas, muy cerca del rio Potomac y del Pentágono. Hay soldados caídos y veteranos de todas las guerras. Miles de tumbas. Cuánta pena por causa de la guerra. La Guerra de Secesión, las dos guerras Mundiales, Corea, Vietnan, Irak, Afganistan...




 Visita obligada dentro del cementerio es el cambio de guardia en la tumba del soldado desconocido.

"Aquí descansa en honor y gloria un soldado americano cuya identidad sólo conoce Dios"


La historia de este cementerio es curiosa. Está situado en las tierras que pertenecían al nieto de George Washington. Entre 1802 y 1818 construyó aquí su mansión "Arlington house" en homenaje a su abuelo. Su única hija se casó en 1831 con Robert E. Lee y durante treinta años fue su residencia. Hasta que en 1861 Lee se pasa al bando Confederado. Se van al sur, y abandonan la plantación y es ocupada por el ejército Federal donde establece su cuartel. 

En 1864 se realiza aquí el primer enterramiento militar. Justo donde había estado el campo de rosas de la plantación. En represalia a Lee.

Con el tiempo la familia Lee fue indemnizada por la expropiación de los terrenos, ya que eran tantos ya los enterrados aquí que no procedía para nada su levantamiento.




Y la tumba de JFK es la otra visita obligada dentro de este inmenso cementerio. Está junto a su mujer Jackeline Bouvier Kennedy Onasis, con todos sus apellidos, ya veis. También están los hermanos del Presidente, Ted y Robert. 

Hay frases del discurso del Presidente:

"Ciudadanos del mundo, no preguntéis lo que América hará por vosotros sino aquello que juntos podemos hacer por la libertad del hombre"

 



Fue una buena visita, la verdad. Muy interesante. Pero había que irse...

Allí dejamos a nuestra ardilla favorita del cementerio.






Por si queréis echar un vistazo a las demás entradas del blog sobre cementerios. Ya tenemos un buen puñado. Os dejo el enlace:


miércoles, 26 de octubre de 2016

Los zapatos de Dorothy en el "El Mago de Hoz" en Washington



Hay días que la actualidad se impone a las entradas que tengo medio preparadas para el blog. Éste es uno de esos días.

Esta mañana he escuchado en la radio que por fin van a poder restaurar los zapatos rojos que usó Judy Garland en la película "El Mago de Hoz", en el año 1938. Han conseguido una buena recaudación para hacerlos.

Qué casualidad, porque justo este septiembre pasado yo estuve en Washington en el Museo de Historia Natural, viéndolos. Son las fotos que os dejo. Aunque ya veis que están un poco oscuras, no se podía usar el flash y estaba muy oscuro, imagino que para preservan los objetos.

Lo cierto es que es un Museo que merece muchísimo la pena, muy ameno, muy entretenido. Pero, si os parece, al Museo le dedicamos otro día la entrada con más detenimiento.

Parece que los zapatos fueron donados al museo en 1979, y realmente los tenían en un lugar muy especial, dentro del apartado dedicado a la Historia de América, donde tambien estaban nuestros Epi y Blas. No me extraña que se quisieran restaurar los zapatos porque eran rojos brillantes, y yo los ví más bien marrones, la verdad.

La actualidad se ha impuesto, como veis.