Mostrando entradas con la etiqueta Valladolid. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Valladolid. Mostrar todas las entradas

viernes, 12 de mayo de 2017

"Pide por esa boquita" y más nombres para nuestra colección


Cómo  hoy es viernes, promesa de un finde un poco más largo para los madrileños porque el 15 de agosto es nuestro Santo, voy a hacer una entrada más distendida.

Se la vamos a dedicar a las calles, y en concreto a los bares, y mucho más concretamente a los nombres de las cosas. Vamos a guardarnos otro cromo para nuestras colecciones de "Los nombres de las tiendas" y "Los letreros de la calle".

Encabezando la entrada un bar con un nombre que me encantó "Pide por esa boquita": No me digáis que no era para traérmelo... Estaba en Valladolid.






En el siguiente bar que nos topamos, también Valladolid, nos esperaban dos regalos. 


Uno el nombre del establecimiento: "Caffé bar Julepe". Y además con apellidos: "Jack Daniels, Rock and roll y mucho futbol". 

Y luego con ese letrero, sí señor, pidiendo un poquito de silencio para los vecinos. No tenía desperdicio.




Y por último, nos queda la aportación de mi ciudad. En Madrid dimos con este bar cuyo nombre también me gustó: "Fulanita de tal". 

Un nombre desenfadado para un local que también lo es por el barrio de Chueca de Madrid. Es bar, puedes picar y tiene sala de conciertos. Y cabe todo el mundo sea cómo sea.

Me hizo gracia el nombre, muy bien elegido.


Buen fin de semana a todos.

sábado, 29 de abril de 2017

Postales literarias desde Valladolid: Zorrilla, Cervantes, Jorge Guillén, Nuñez de Arce


De mi última escapada fuera de Madrid me traje varios regalos literarios para mi blog.

Apenas pasé un día muy escaso en Valladolid pero nos dió tiempo a recordar a varios autores. Fue un viajecito de lo más aprovechado.

En la Plaza Zorrilla tenemos el monumento a José Zorrilla, el poeta vallisoletano. En la parte inferior tenemos a la Musa, representando a la Poesía. Data de 1900 y la hizo un escultor Aurelio Rodríguez Vicente Carretero que había frecuentado la amistad del poeta en Madrid. 
Este año se celebra el bicentenario del nacimiento del poeta, y hay muchos actos para conmemorarlo.

José Zorrilla nació en la casa familiar de Valladolid, sita en la entonces “calle de la Ceniza”, hoy calle de Fray Luis de Granada, el 21 de febrero de 1817. En Valladolid vivió hasta los 9 años y, siendo joven, en la Universidad de Valladolid, cursó varios cursos de leyes. Desde Valladolid partió a Madrid, semanas antes del famoso episodio junto a la tumba de Larra, que lo catapultaría a la fama. Por último, a Valladolid volvería, durante algún tiempo, casi al final de su vida, cuando el Ayuntamiento de Valladolid lo nombró “cronista de la ciudad”.



Aquí debajo tenemos la entrada a la Casa Museo Zorrilla. Entrar es una asignatura pendiente para otra escapada a Valladolid.



En un extremo de la plaza de Zorrilla tenemos la alusión a otro grande de las letras: Don Miguel de Cervantes. Desde mediados del siglo XVI hasta 1881 que lo cerró el Ayuntamiento, estuvo en una esquina el Hospital de la Resurrección. Hay una placa en esa esquina donde nos dice que Cervantes inspiró en él "El coloquio de los perros" y "El casamiento engañoso".





 Muy cerca de esa esquina tenemos la Casa de Miguel de Cervantes. Donde vivió el autor entre 1604 y 1606. La estancia de Cervantes en Valladolid coincidió con la publicación de la primera edición de El Quijote, en 1605. Entrar dentro de la casa también se nos quedó para otra visita.

 


También paseando por Valladolid encontramos la casa donde vivió el poeta Jorge Guillén (Valladolid, 1893). La placa está puesta en conmemoración del centenario de su nacimiento. 

Jorge Guillén perteneció a la llamada Generación del 27. Vivió en Valladolid hasta el Bachillerato, y después comenzó Filosofía y Letras en Madrid alojado en la Residencia de estudiantes, aunque terminó licenciandose en la Universidad de Granada.fue profesor universitario en París, Murcia, Oxford y Sevilla. Participa en los años anteriores a la Guerra Civil en las más importantes empresas poéticas de aquellos días: crea en Murcia, con Juan Guerrero la revista Verso y Prosa (1927) y colabora en el homenaje a Góngora, sobre quien había versado su tesis doctoral (1925). Después de la guerra es profesor en Montreal y Wellesley, y, una vez jubilado, se instala en Málaga, donde muere en 1984.






Y también, un poco por casualidad, porque su placa puede pasar desapercibida. Encontramos al pasear por Valladolid el lugar donde nació el poeta Gaspar Nuñez de Arce. Y que ahora ocupa el Colegio Oficial de Enfermería.

Nació en Valladolid, en 1834. Estudió en Toledo y Madrid; intervino en la política de su tiempo y fue cronista de la campaña de África (1859-60), como Pedro Antonio de Alarcón. Perteneció al partido de Sagasta y desempeñó cargos políticos, entre otros, el de gobernador de Barcelona (1868) y el de ministro de Ultramar. De su obra teatral, el drama histórico “El haz de leña” (1872) quizá sea el que mejor ha soportado el paso del tiempo. En sus poesías líricas abundan las descripciones, los asuntos históricos y los temas religiosos, morales y políticos. En 1875 publicó un tomo de poesías titulado “Gritos del combate”, en el que recogió su producción de 1868 a 1874. Entró en la Real Academia Española en 1874. Murió en Madrid, en 1903.







Y hasta aquí esta entrada, que podríamos alargar muchísimo más, pero mejor dejarlo por hoy en unas pinceladas de algunos de los rincones literarios de Valladolid con mucha historia.

Nos queda profundizar en éstos, y descubrir muchos más que tiene, pero cómo ya hemos dicho lo dejamos para otra escapadita.

jueves, 27 de abril de 2017

De letreros de la calle. De los libros



¡Venga que estamos a puntito de entrar en el fin de semana, y para los madrileños bien largo!

Encabezando la entrada un regalo de esos que me hacen especial ilusión. Los que vienen cuando alguien en la distancia se acuerda de mi blog y saca la cámara o el móvil y lo atrapa para él. 

La foto es de Zaragoza, y me la mandado mi sobrino David. Cómo me gustan estos regalos. Mil gracias sobrino!!



Y ésta la he tomado yo en Valladolid, también de libros, que para eso estamos en la semana del Día del Libro.


domingo, 23 de abril de 2017

"Día del libro" en Valladolid con su "Dulce libro"



El "Dulce libro" que encabeza esta entrada, me lo han regalado esta mañana por la compra de un libro con motivo del "Día del libro".

Sí, por razones que no vienen al caso, este año he celebrado el 23 de abril, día del Libro, en Valladolid, donde por la compra de un libro te obsequiaban con este dulce.

Este año la lectura me va a "alimentar" por partida doble.

Y no solo eso, sino que además ¡hasta me han hecho una entrevista!. Bueno una "mini entrevista" porque yo la verdad soy tan tímida que no es que me haya explayado mucho. Pero ahora recuerdo la experiencia con una sonrisa, que es lo que importa.



Así que te tengo que dar las gracias a una de mis amigas por haber inmortalizado el momento. Menos mal que los demás amigos andaban por ahí por las mesas, curioseando los libros, y no estaban muy atentos...

Os dejo con algunas fotos de este día tan luminoso, este 23 de abril del 2017 que he tenido la suerte de vivirlo con amigos en Valladolid. Y la última foto es el libro con el que me he venido de ellí. Una gozada.








Otra entrada ya se la dedicamos a este libro.

Por los libros y los dulces, por MIS AMIGOS y días como hoy.