Mostrando entradas con la etiqueta Pirineos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pirineos. Mostrar todas las entradas

domingo, 14 de septiembre de 2014

El "sarrablés" O el Aragonés del Serrablo


 Continúando con la entrada anterior en la que hablábamos del Museo Etnológico de Sabiñánigo (Museo Ángel Orensaz y Artes del Serrablo) que visité este verano en el Pirineo Aragonés, yo quería dedicar una entrada única al lenguaje. Ya sabéis cómo me gustan estos temas, porque son nuestra cultura, nuestra riqueza, nuestras señas de identidad y deberíamos hacer todo lo posible por no perderlas.

En este Museo, que cómo os comentaba nos pareció tan interesante, dedicaban algunos paneles al lenguaje, y más concretamente a El Sarrablés.

El sarrables es una variedad del dialecto aragonés, es el aragonés del Serrablo. Un dialecto que procede del latín.  

El español es la lengua oficial de España. Pero tenemos más lenguas: El catalán (en Cataluña y las Islas Baleares), el valenciano (en la Comunidad de Valencia), el gallego (en Galicia) y el euskera (en el País Vasco), son las otras lenguas oficiales que se hablan en España y, por lo tanto, también son la lengua de las universidades en estas Comunidades Autónomas junto con el español. Todas son lenguas romances, o derivadas del latín, menos el euskera, más antigua, y de la que se desconoce su origen. 

Por otra parte existe el aranés, dialecto del gascón hablado en el Valle de Arán, que también tiene el tratamiento de lengua cooficial en su territorio.

Por otra parte, el aragonés y el leonés, también proceden del latín, pero no tienen el reconocimiento "oficial" de lenguas, y se les considera dialectos. Tanto al aragonés o baturro como al asturleonés, se los considera en peligro de extinción. También podrían nombrarse el árabe, común entre los españoles de Ceuta y Melilla, o el caló, de origen romaní y empleado por la comunidad gitana de España.

Y por supuesto, el Sarrablés, esta variedad del aragonés minoritaria también está considerado en peligro de extinción.


He encontrado en internet esta defición de la Gran Enciclopedia Aragonesa:

Sarrablés

Contenido disponible: Texto GEA 2000
(Ling.) hablado en el valle del Sarrablo o Serrablo (que, al estar regado por el río Guarga, recibe también la denominación de Guarguera). Hoy está casi desierto y, en los escasos núcleos habitados las personas mayores utilizan —familiarmente, y cada vez menos— vocabulario y giros aragoneses. La fonética es común a la de otras zonas altoaragonesas. En morfología, los artículos son o, a, os, as. La formación del plural se efectúa añadiendo una -s al singular: cochíns (cerdos); los acabados en -er, -ero, lo hacen en -érs (sin pronunciar la r): mullérs, cordérs (corderos). Como demostrativo de segundo término se emplea ixe, ixa, ixos, ixas, que en algunos lugares se pronuncia con ch. Se conservan también los indefinidos bel, bella (algún, -a) muito (mucho), otri (de otro). En el verbo, los imperfectos de la segunda y tercera conjugaciones mantienen la -b- etimológica: quereba, partiba. Los participios acaban en -au/-ada (1.ª conjugación), -íu/ida (2.ª y 3.ª). El complemento pronominal ne/en es muy usado, siendo sus valores los mismos que en otras zonas. (Gramática.) En cuanto al léxico, se conserva muy bien en las denominaciones de la vida agrícola, pastoril y en las relativas a la topografía.


http://www.elcastellano.org/artic/lenguas.htm 
http://www.enciclopedia-aragonesa.com/voz.asp?voz_id=11543

viernes, 12 de septiembre de 2014

Museo Ángel Orensanz y Artes de Serrablo en Huesca




Hoy quería hablaros de un Museo que conocí en este julio pasado. 

Me estoy refiriendo al Museo Etnológico de Sabiñánigo o lo que es lo mismo el Museo Ángel Orensanz y Artes de Serrablo. Está en Huesca, en el Pirineo Aragonés, en el Puente de Sabiñánigo.




Me gustó mucho. Se trata de dos casas pirenaicas típicas de piedra unidas por un voladizo, con tres plantas cada una, donde vamos recorriendo diferentes aspectos del modo de vida del lugar.Sus objetos, sus costumbres, sus tradiciones, la religiosidad e incluso sus pueblos y rutas.

Además se puede conocer la obra del escultor oscense Ángel Orensanz, miembro del patronato del museo, mediante la contemplación de algunas de sus obras. Después vimos que tenían diversas actividades culturales, como las "charlas al amor de la lumbre" o el Premio Internacional de Escultura Ángel Orensanz.

Es un museo de esos que no son nada aburridos, sino todo lo contrario. Hay un montón de salas sumamente entrenidas. Es muy interesante, la verdad. Os invito a que si estáis por allí pasando unos días, en cualquier momento os acerqueis a conocerlo porque merece la pena.






No me resisto a dejaron con los protagonistas de la visita...