Mostrando entradas con la etiqueta POETAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta POETAS. Mostrar todas las entradas

jueves, 18 de mayo de 2017

Presentación de "La palabra y la carne" de Javier Díaz Gil en la Casa Castilla La Mancha


Desde la ausencia de adjetivos
las palabras desnudan lo que amo
No necesito más.

Solo tu aliento.

Pág. 32

Tal y cómo os comentaba en otra entrada, este pasado martes 16 de mayo y en la Casa Castilla La Mancha de Madrid, fue la última presentación del poemario "La palabra y la carne" de Javier Díaz Gil. 


Javier Díaz, una vez más me invitó a otra aventura literaria, pidiéndome que le presentara. Y allí que estuvimos en ese lugar tan especial para mí, porque en la Casa de Castilla La Mancha fue donde me entregaron mi primer premio literario un lejano 2002. Han pasado muchos años, y otra vez me veía allí delante del micrófono, esta vez sin poder parapetarme tras mis relatos, sino para hacer una presentación de este último poemario de Javier. Y os aseguro que los nervios de verme delante del público ahí siguen. Más domesticados claro que sí, pero siguen porque la timidez nunca se pasa del todo por más que una quiera.




Fue un martes poético para nosotros, y gracias a eso no será un martes cualquiera. Se ha ganado su lugar en nuestra memoria como una tarde muy plácida y agradable, una tarde rica y sentida. Ojalá todos martes tuvieran ese toque que los hace especiales.

Otra vez en la Casa de Castilla La Mancha me sentí muy arropada. Esta vez por el presentador Juan Pedro Carrasco (estábamos en el ámbito de la Tertulia "Eduardo Alonso" que dirigen los poetas Manuel Cortijo y Juan Pedro Carrasco), por el protagonista de la velada, nuestro poeta, y por el público que tuvimos, a quiénes les tenemos que agradecer, siempre, que quisieran acompañarnos para disfrutar juntos de los versos de Javier Díaz Gil. Una vez más os recomiendo este último poemario publicado suyo.

Por si queréis leer la reseña del poemario que escribí y leí, os dejo con un enlace a otra entrada de mi blog donde la publiqué con motivo de la primera presentación:

http://rociodiazgomez.blogspot.com.es/2016/12/presentacion-de-la-palabra-y-la-carne.html


A veces
cuelgan ángeles de tus labios,
la pirueta perfecta
la cicatriz de sus alas
desnudan la cintura de lo eterno.

Pág. 36
 


Esta entrada solo trata de dejar memoria de algo intangible y etéreo: el sentimiento que nace de compartir la literatura. La pasión por la palabra, ya sea en forma de verso o prosa. 

Quería dejaros con algunos momentos de la presentación. 

Primero salieron algunas personas del público a leer poemas. No los voy a nombrar porque dudo de algún nombre y no quiero hacer distinciones. Después Juan Pedro Carrasco presentó esa edición de la tertulia "Eduardo Alonso", y después yo leí la presentación del poemario, y finalmente le tocó al verdadero invitado: Javier Díaz leyéndonos poemas, no solo de este último libro, sino de alguno anterior como "Vivo extramuros" y también alguno que otro suelto con los que cerró su lectura. 

Os dejo con las fotos que estuvo haciendo un fotógrafo que había en la sala. Y con varios de los poemas de Javier Díaz.




  Lo pasamos bien, disfrutamos mucho de mis equivocaciones, de los poemas tristes que luego intentamos rebatir con otros más alegres, de la magia de la poesía y sobre todo de la complicidad en torno a nuestra pasión.

Gracias muy especiales a Javier Díaz por estos retos. 



“Es en tu piel secreta
-la que se esconde
bajo tu blusa-
donde quiero morir.
(...)
Serán
mis diez dedos agua
           atravesando
tu cuerpo.
...” 

Pág. 38. 


No quieras desprenderte
de lo que amas.

El lugar donde
       fuiste feliz
           no está en venta.

Crece tu piel
contra los días
             impares.

Renunciar a la luz
que te alimenta
es desprender el hueso de su carne.

Pág. 47



La palabra y la carne
Javier Díaz Gil
Ediciones Ruleta Rusa

 

sábado, 13 de mayo de 2017

Fermín Herrero "Sin ir más lejos"



La obra del poeta soriano Fermín Herrero, 'Sin ir más lejos', le ha valido el Premio de la Critica en castellano por «su claridad de expresión y su estética limpia y sencilla».

También le dieron este premio de la Crítica a Aramburu por "Patria" y no puedo estar más de acuerdo.

Hoy he escuchado por primera vez en el programa "No es un día cualquiera" de Pepa Fernández en Radio Nacional de España, a este "versificador" como él dice, Fermín Herrero, y ha sido un descubrimiento.




Cuánto me ha gustado este poema, cuando se lo he escuchado a su autor:


Siempre un frío que pela. En cuanto las sacas
del bolsillo, las manos se te enganchan.
Venimos cada año al cementerio.
La puerta está cerrada con unas cuerdas
de paca. Desatamos los nudos.
Mi madre lleva un azadillo y un caldero
con un poquitín de agua para los ramos
de crisantemos y de rosa tardías,
de haberlas. Reza un padrenuestro y se pone
a cavuchar las tumbas, aporca algo de tierra
hasta formar una lomilla, destripa
los pequeños terrones. El frío
es bueno porque es blanco. No conocí
a ninguno de mis abuelos. Hay hierbas
secas, recién cortadas, excepto en las esquinas,
llenas de pasto y cardos. Han sujetado
con alambres las flores de plástico, a las cruces,
a algunas cruces. Faltan letras de los nombres,
las que tienen. Mi madre deposita
muy despacio, con mimo, los ramos
encima de los lomos, como si acostase
a los abuelos con amor.
A veces caen chispas de aguanieve.
Miramos a poniente, a lo alto. Nos vamos.
Mi madre se persigna. El frío es nuestro.
 Me ha conmovido.


 Venga os dejo otros dos. Merecen la pena.
La poesía
es la conciencia.
Muchas veces la profané,
lo haré de nuevo. Es más,
ya la estoy traicionando.
La poesía no tiene
complacencia, trabaja
a favor del olvido
de uno mismo.
En ausencia de Dios,
lo espera; si se esconde,
lo busca, porque sabe
de su insignificancia. Lo diré
por derecho: la poesía
ha de mostrarse. La bondad
se ve, no necesita
verborrea. Y a cada uno
según sus obras.
La poesía es la conciencia,
ese invento judío, según Hitler.
Es una enfermedad
que afecta a los más débiles
de la especie.




Que todo es regalado, acuérdate,
que en mucho has de tener, más allá
de ti, cualquier amor, cualquier indicio
de amistad, de misterio compartido.
Vivimos de milagro y eso es suficiente.
Es cierta la belleza aunque lacere,
sobrecoja, remanse y niegue el tiempo.
Que es de admirar por junto, de parte
a parte, lo pasado y lo por venir,
de plenitud en plenitud. Si bien
una sola constancia bastaría. Una sola.
Que de tanto contento no se te acaben
estos días si deja de alumbrar el sol,
que dejará.Actúa como si no lo supieses
y, ante lo inevitable, como fuere razón.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Presentando el Poemario "La carne y la palabra" de Javier Díaz Gil, el martes 16 de mayo



El próximo martes, día 16 de mayo a las 19.30, presentaré al poeta y amigo de letras, Javier Díaz Gil, en la Casa Castilla La Mancha de Madrid.

Su nuevo poemario "La carne y la palabra" llega al centro de Madrid, para cerrar un ciclo de presentaciones que se inició en la Librería Champanería María Pandora el pasado diciembre, y continuó por varios puntos de la geografía española: Burgos,Getafe, Guadalajara...

Es uno de sus poemarios más maduros e intensos. Y para mí, que no soy poeta, ha supuesto todo un reto hacer un comentario de texto de él para poder presentarle. Pero él se merece que lo intente y desde aquí vuelvo a agradecerle su confianza en mí.

En esta ocasión, última vez que se va a presentar por el momento en público, el lugar elegido es la Casa Castilla La Mancha, a la que yo tengo mucho cariño por razones que explicaré el próximo martes, y que ha tenido la gentileza de invitarle en el ámbito de la Tertulia "Eduardo Alonso" que dirigen los poetas Manuel Cortijo y Juan Pedro Carrasco.

Previamente, como es costumbre en este lugar, habrá poemas de más autores y después ya nos centraremos en "La palabra y la carne".

Como muestra le tomo prestado a Javier dos vídeos de cuando hicimos la presentación de este poemario por primera vez, en la Librería Champanería Maria Pandora. Se creó un ambiente muy propicio para la intimidad y la poesía. Fue un martes casi domingo.






Os animo a que nos acompañéis.Será el próximo martes, día 16 de mayo a las 19.30, en la calle Paz núm. 4. Aquí debajo tenéis la invitación con los datos.







sábado, 29 de abril de 2017

Postales literarias desde Valladolid: Zorrilla, Cervantes, Jorge Guillén, Nuñez de Arce


De mi última escapada fuera de Madrid me traje varios regalos literarios para mi blog.

Apenas pasé un día muy escaso en Valladolid pero nos dió tiempo a recordar a varios autores. Fue un viajecito de lo más aprovechado.

En la Plaza Zorrilla tenemos el monumento a José Zorrilla, el poeta vallisoletano. En la parte inferior tenemos a la Musa, representando a la Poesía. Data de 1900 y la hizo un escultor Aurelio Rodríguez Vicente Carretero que había frecuentado la amistad del poeta en Madrid. 
Este año se celebra el bicentenario del nacimiento del poeta, y hay muchos actos para conmemorarlo.

José Zorrilla nació en la casa familiar de Valladolid, sita en la entonces “calle de la Ceniza”, hoy calle de Fray Luis de Granada, el 21 de febrero de 1817. En Valladolid vivió hasta los 9 años y, siendo joven, en la Universidad de Valladolid, cursó varios cursos de leyes. Desde Valladolid partió a Madrid, semanas antes del famoso episodio junto a la tumba de Larra, que lo catapultaría a la fama. Por último, a Valladolid volvería, durante algún tiempo, casi al final de su vida, cuando el Ayuntamiento de Valladolid lo nombró “cronista de la ciudad”.



Aquí debajo tenemos la entrada a la Casa Museo Zorrilla. Entrar es una asignatura pendiente para otra escapada a Valladolid.



En un extremo de la plaza de Zorrilla tenemos la alusión a otro grande de las letras: Don Miguel de Cervantes. Desde mediados del siglo XVI hasta 1881 que lo cerró el Ayuntamiento, estuvo en una esquina el Hospital de la Resurrección. Hay una placa en esa esquina donde nos dice que Cervantes inspiró en él "El coloquio de los perros" y "El casamiento engañoso".





 Muy cerca de esa esquina tenemos la Casa de Miguel de Cervantes. Donde vivió el autor entre 1604 y 1606. La estancia de Cervantes en Valladolid coincidió con la publicación de la primera edición de El Quijote, en 1605. Entrar dentro de la casa también se nos quedó para otra visita.

 


También paseando por Valladolid encontramos la casa donde vivió el poeta Jorge Guillén (Valladolid, 1893). La placa está puesta en conmemoración del centenario de su nacimiento. 

Jorge Guillén perteneció a la llamada Generación del 27. Vivió en Valladolid hasta el Bachillerato, y después comenzó Filosofía y Letras en Madrid alojado en la Residencia de estudiantes, aunque terminó licenciandose en la Universidad de Granada.fue profesor universitario en París, Murcia, Oxford y Sevilla. Participa en los años anteriores a la Guerra Civil en las más importantes empresas poéticas de aquellos días: crea en Murcia, con Juan Guerrero la revista Verso y Prosa (1927) y colabora en el homenaje a Góngora, sobre quien había versado su tesis doctoral (1925). Después de la guerra es profesor en Montreal y Wellesley, y, una vez jubilado, se instala en Málaga, donde muere en 1984.






Y también, un poco por casualidad, porque su placa puede pasar desapercibida. Encontramos al pasear por Valladolid el lugar donde nació el poeta Gaspar Nuñez de Arce. Y que ahora ocupa el Colegio Oficial de Enfermería.

Nació en Valladolid, en 1834. Estudió en Toledo y Madrid; intervino en la política de su tiempo y fue cronista de la campaña de África (1859-60), como Pedro Antonio de Alarcón. Perteneció al partido de Sagasta y desempeñó cargos políticos, entre otros, el de gobernador de Barcelona (1868) y el de ministro de Ultramar. De su obra teatral, el drama histórico “El haz de leña” (1872) quizá sea el que mejor ha soportado el paso del tiempo. En sus poesías líricas abundan las descripciones, los asuntos históricos y los temas religiosos, morales y políticos. En 1875 publicó un tomo de poesías titulado “Gritos del combate”, en el que recogió su producción de 1868 a 1874. Entró en la Real Academia Española en 1874. Murió en Madrid, en 1903.







Y hasta aquí esta entrada, que podríamos alargar muchísimo más, pero mejor dejarlo por hoy en unas pinceladas de algunos de los rincones literarios de Valladolid con mucha historia.

Nos queda profundizar en éstos, y descubrir muchos más que tiene, pero cómo ya hemos dicho lo dejamos para otra escapadita.

miércoles, 26 de abril de 2017

"El libro de Gloria Fuertes. Antología de poemas y vida"



Quería hacer una entrada de mi libro nuevo, del Día del Libro: "El libro de Gloria Fuertes. Antología de poemas y vida".

De un tiempo a esta parte leo las novelas en el libro electrónico, pero me gusta comprarme estos libros que además de leerlos, son para recrearse mirándolos, para releerlos al azar abriéndolos por cualquier página y disfrutarlos siempre.

Ya se ha dicho por activa y por pasiva que este año se celebra el centenario del nacimiento de esta poeta que nació en 1917 en Madrid. Por ese motivo hay muchos libros de ella ahora por todas partes. Yo ya tenía uno de Visor, porque siempre me han gustado sus poemas para mayores, aunque creciera con su voz, sus poemas para pequeños, y "Un globo, dos globos, tres globos".

Pero la verdad es que a mí los que más me llegan son los de adultos. A este libro le tenía echado el ojo desde que estuve en la exposición que ahora hay en Madrid, en el Centro Cultural de la Villa, y de la que ya hemos hablado en el blog:

Un regalazo, de vez en cuando hay que mimarse.






martes, 11 de abril de 2017

¡No les perdono bajo ningún pretexto que no sepan volar...!




Hay un anuncio ahora en televisión que habla de este poema. Me estoy refiriendo a uno de un banco, el ING. La primera vez que lo vi, me dije ¡anda si es el poema aquel de las mujeres que saben volar! Cada vez que lo veo pienso que tengo que volver a leerlo, porque me gusta mucho.

Aquí os lo dejo para recordarlo.

Es del poeta argentino Oliverio Girondo.




No se me importa un pito que las mujeres...

No se me importa un pito que las mujeres
tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero,
al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con un aliento insecticida.
Soy perfectamente capaz de sorportarles
una nariz que sacaría el primer premio
en una exposición de zanahorias;
¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no les perdono,
bajo ningún pretexto, que no sepan volar.
Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!
Ésta fue -y no otra- la razón de que me enamorase,
tan locamente, de María Luisa.
¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos?
¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo
y sus miradas de pronóstico reservado?
¡María Luisa era una verdadera pluma!
Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina,
volaba del comedor a la despensa.
Volando me preparaba el baño, la camisa.
Volando realizaba sus compras, sus quehaceres...
¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando,
de algún paseo por los alrededores!
Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado.
"¡María Luisa! ¡María Luisa!"... y a los pocos segundos,
ya me abrazaba con sus piernas de pluma,
para llevarme, volando, a cualquier parte.
Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia
que nos aproximaba al paraíso;
durante horas enteras nos anidábamos en una nube,
como dos ángeles, y de repente,
en tirabuzón, en hoja muerta,
el aterrizaje forzoso de un espasmo.
¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera...,
aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas!
¡Que voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes...
la de pasarse las noches de un solo vuelo!
Después de conocer una mujer etérea,
¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre?
¿Verdad que no hay diferencia sustancial
entre vivir con una vaca o con una mujer
que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo?
Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender
la seducción de una mujer pedestre,
y por más empeño que ponga en concebirlo,
no me es posible ni tan siquiera imaginar
que pueda hacerse el amor más que volando.



He encontrado en internet, rastreando el poema, cómo cuenta el creativo del banco en cuestión cómo se le ocurrió la idea. Os dejo el enlace por si os interesa:



martes, 28 de marzo de 2017

75 años sin Miguel Hernández





Hoy es el 75 aniversario de la muerte del poeta Miguel Hernández Gilabert, nacido un 30 de octubre de 1910 en Orihuela (Alicante), y muerto de tuberculosis en una prisión en Alicante en 1942.

Hoy no procedía otra entrada que una dedicada a él y a la poesía.


 
CARTA


El palomar de las cartas
abre su imposible vuelo
desde las trémulas mesas
donde se apoya el recuerdo,
la gravedad de la ausencia,
el corazón, el silencio.

Oigo un latido de cartas
navegando hacia su centro.

Donde voy, con las mujeres
y con los hombres me encuentro,
malheridos por la ausencia,
desgastados por el tiempo.

Cartas, relaciones, cartas:
tarjetas postales, sueños,
fragmentos de la ternura,
proyectados en el cielo,
lanzados de sangre a sangre
y de deseo a deseo.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra
que yo te escribiré.


En un rincón enmudecen
cartas viejas, sobres viejos,
con el color de la edad
sobre la escritura puesto.
Allí perecen las cartas
llenas de estremecimientos.
Allí agoniza la tinta
y desfallecen los pliegos,
y el papel se agujerea
como un breve cementerio
de las pasiones de antes,
de los amores de luego.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra,
que yo te escribiré.


Cuando te voy a escribir
se emocionan los tinteros:
los negros tinteros fríos
se ponen rojos y trémulos,
y un claro calor humano
sube desde el fondo negro.
Cuando te voy a escribir,
te van a escribir mis huesos:
te escribo con la imborrable
tinta de mi sentimiento.

Allá va mi carta cálida,
paloma forjada al fuego,
con las dos alas plegadas
y la dirección en medio.
Ave que sólo persigue,
para nido y aire y cielo,
carne, manos, ojos tuyos,
y el espacio de tu aliento.

Y te quedarás desnuda
dentro de tus sentimientos,
sin ropa, para sentirla
del todo contra tu pecho.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra
que yo te escribiré.


Ayer se quedó una carta
abandonada y sin dueño,
volando sobre los ojos
de alguien que perdió su cuerpo.
Cartas que se quedan vivas
hablando para los muertos:
papel anhelante, humano,
sin ojos que puedan serlo.

Mientras los colmillos crecen,
cada vez más cerca siento
la leve voz de tu carta
igual que un clamor inmenso.
La recibiré dormido,
si no es posible despierto.
Y mis heridas serán
los derramados tinteros,
las bocas estremecidas
de rememorar tus besos,
y con su inaudita voz
han de repetir: te quiero.


Miguel Hernández








Y ahora un poema dedicado a Miguel Hernández de Aureliano Cañadas, poeta compañero a quién admiro mucho por su buen hacer y su talante:




NO SEPAS LO QUE PASA


                   


                    En cuclillas, ordeño


                    una cabrita y un sueño.


 


                    No sepas lo que pasa


                    ni lo que ocurre.


 


 


Si en vez de ponerme a ordeñar sueños


hubiera continuado ordeñando mis cabras,


ahora volvería con ellas por los campos de Orihuela


y al llegar a casa, levantaría al niño por el aire,


lo llevaría a su cuna y cuando se durmiera,


nos meteríamos entre las sábanas con olor a membrillo.


Pero Dios me tocó con su dedo más hierro, Josefina,


con aquel que señala al poeta, ciega sus miles ojos,


aparta del aliento de la rosa su aliento


para que cante en las trincheras.


Y ¿qué podía hacer yo, sino encender ese canto


y levantar el puño?


 


Y ese niño, ese niño que necesita


unos brazos para copiar su fuerza,


y, obstinado en su resentimiento, tal vez


se niegue un día a saber cuanto ocurrió:


en su memoria sólo guardará la cara oculta de los héroes,


lo que es único e irrepetible en ellos.


 


Y este dolor, Josefina, este dolor en el pecho.


 
                                     
AURELIANO CAÑADAS

lunes, 20 de marzo de 2017

21 de marzo Día de la Poesía




Y Dios me Hizo Mujer
Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.


GIOCONDA BELLI (1948-   )



Alabanza a mi hermana
Mi hermana no escribe poemas
y es improbable que de pronto comience a escribir poemas.
Le viene de su madre, que no escribía poemas
,y de su padre, que tampoco escribía poemas.
Bajo el techo de mi hermana me siento a salvo:
nada impulsaría al marido de mi hermana a escribir poemas.
Y aunque suene como un poema de Adam Macedonski,
ninguno de mis parientes se ocupa de escribir poemas.
En el escritorio de mi hermana no hay poemas viejo
sni nuevos en su bolso.
Y cuando mi hermana me invita a cenar,
sé que no tiene intenciones de leerme poemas.
Hace magníficas sopas sin esfuerzo,
y el café no se derrama sobre sus manuscritos.
En muchas familias nadie escribe poemas,
pero cuando lo hacen, rara vez es sólo una persona.
Algunas veces la poesía fluye en cascadas de generaciones
que ocasionan temibles corrientes en las relaciones familiares.
Mi hermana cultiva una prosa hablada decente,
pero toda su producción literaria está en tarjetas postales veraniegas
que prometen la misma cosa cada año:
que cuando vuelva me contará todo,
todo,
todo.

WISLAWA SZYMBORSKA (1923-2012)



Después
Es otra
acaso es otra
la que va recobrando
su pelo su vestido su manera
la que ahora retoma
su vertical
su peso
y después de sesiones lujuriosas y tiernas
se sale por la puerta entera y pura
y no busca saber
no necesita
y no quiere saber
nada de nadie.


IDEA VILARIÑO (1920-2009)

jueves, 16 de marzo de 2017

Velada Poética. 21 de marzo. Javier Díaz Gil presentando a Aureliano Cañadas






ALEGRIA

Tomaré tu dolor y lo haré mío.

Repudio a la alegría desde ahora,
recibo en su lugar a la tristeza
y la amo porque es tuya.

Tardarás en llegarme tantos años.
Te aguardaré paciente
para que en mi alegría
consumas hasta el último
pálpito de tu sangre.

para que no se pierda
en la infinita noche de los tiempos,
en las oscuras simas donde yacen
reptiles olvidados,
doy tu nombre a mi playa
más recóndita y pura.

Pág. 46 de La Isla de la Nada
Aureliano Cañadas.


Mis dos poetas más cercanos y entrañables estarán juntos el próximo martes 21 de marzo de 2017.

Javier Díaz Gil presentará el último poemario del poeta Aureliano Cañadas, "La isla de la nada".

Será en el ámbito de la Tertulia "Eduardo Alonso" que coordinan Manuel Cortijo y Juan Pedro Carrasco en la Casa de Castilla La Mancha de Madrid. c/ Paz nº 4, 1ª planta.
A las 19.30 h.
 
Una velada poética de esas que no deberías perderte. 


domingo, 12 de marzo de 2017

Siempre hay que volver a Gloria Fuertes




Este año 2017 se celebra el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes.

En este blog hemos dedicado ya muchas entradas a esta poeta, os copio solo algunas de ellas por si queréis recordarlas:







Pero como sus poemas para adultos me gustan tanto vamos a seguir dedicándole de vez en cuando alguna entrada.



 En este vídeo nos recita un poema "Nota autobiográfica", por favor no dejéis de escucharla. Este vídeo es del programa La mitad invisible, que también os animo a que veáis porque siempre es interesante.





Y ahora para terminar os dejo con otro poema de Gloria Fuertes:

 No quiero ser maestra

No quiero ser maestra de nada, 
me conformaría
con ser una lección
de algo.


domingo, 12 de febrero de 2017

Visita de la poeta Marta López Vilar a la tertulia literaria Rascamán


La poeta Marta López Vilar, el coordinador de la tertulia Javier Díaz Gil y el narrador David Lerma (de izda a dcha)


Este miércoles, 8 de febrero de 2017, hemos tenido la suerte en nuestra tertulia literaria de contar con la visita de la traductora y poeta Marta López Vilar.

Os copio su biografía para los que no la conocéis:

Finalizó sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid en el 2002. Es licenciada en Filología Hispánica y dispone de amplios conocimientos de portugués, catalán y griego por lo cual ha realizado varias obras de traducción literaria de poesía catalana, portuguesa y griega contemporánea. Estudió lengua, literatura y filosofía neohelénicas en la Universidad de Atenas. Es doctora en Literatura Española por la Universidad Autónoma de Madrid con una tesis sobre la mística y el simbolismo de las Elegies de Bierville de Carles Riba.

Cuánto hemos aprendido de ella. Cuánto tenía que enseñarnos.

Por el libro De sombras y sombreros olvidados en 2003 obtuvo el premio “Blas de Otero” de poesía (Madrid, Amargord, 2007).1 En 2007 ganó el premio “Arte Joven de Poesía” de la Comunidad de Madrid por el libro La palabra esperada (Madrid, Hiperión, 2007). Su tercer poemario lleva por nombre En las aguas de octubre. Y además ha publicado la antología "Traslucidas" una antología de poesía femenina española que ha coordinado y recoge 29 voces que dan muestra de la diversidad de las poéticas actuales: Carmen Camacho, Esther Muntañola, Carmen Garrido, Ada Salas, Leire Bilbao, Ariadna G. García, Miriam Reyes, Nuria Ruiz de Viñaspre, Cristina Morano, Aurora Luque, Lola Nieto, Begonya Pozo, Yaiza Martínez, Martha Asunción Alonso, Guadalupe Grande, Sofía Castañón, Vanessa Pérez-Sauquillo, Erika Martínez, Rosana Acquaroni, Isabel Bono, Josefa Parra, Laia López Manrique, Susanna Rafart, Miren Agur Meabe, Olga Novo, Sandra Santana, Esther Giménez, Lucía de Fraga y Esperanza López Parada.


Con la poeta, hemos recorrido su trayectoria literaria, a medida que iba leyéndonos poemas de sus distintos libros mientras nos iba ilustrando con historia griega, mitología, literatura...No nos faltaba conversación sobre miles de temas.

He querido dejaros con vídeos tanto de poemas como de pedazos de conversación, porque era muy distendida la velada, muy, muy instructiva y entretenida.

video

 La poeta nos habló (porque le preguntó Javier) del tiempo que estuvo invitada por la Cadena Ser de Alcalá de Henares para retransmitir la entrega del Premio Cervantes. Y ya del Paraninfo, de aquella Universidad...

 Comienza la lectura propia de su poesía con el libro "De sombras y sombreros olvidados", un libro que la poeta calificó como "muy de la ciudad", lo escribió muy jóven, pero se llevó el Premio Blas de Otero de Poesía 2003.
video

Aprenderé tus sombras para que no se me olviden
y cuidaré de ti en días como estos
en los que nuestras huellas
sólo son de sombras y sombreros olvidados.

Son los días del olvido.
Nadie puede ser más afortunado que nosotros.
Amémonos si es preciso.

Marta López Vilar
De: “De sombras y sombreros olvidados”
Ediciones Amargord
video

Marta López Vilar decía que era muy jóven cuando escribió este poemario, 17 o 18 años, pero a mí me gustaron mucho los poemas que leyó de éste. Me parecieron muy acertados, sencillos pero conmovedores.

Son poemas de los ochenta, cuando deslumbraba la llamada Poesía de la Experiencia.
video














Su segundo libro es "La palabra esperada". Poblado de héroes griegos, de nostalgia...

Nos leyó Naussica, esa figura hechizada por Atenea, para enamorarse de Odiseo, quién la abandona finalmente. Y nos lo contaba... Escuchadla, da gusto. Habla también de Circe. y nos lee el poema "La isla del último adios" que es un verso de Carles Riba:


video


ADRIANO HABLA AL CUERPO MUERTO DE ANTÍNOO

Ya nada persigo, nada se presenta ante mi puerta.
Ninguna juventud sentí sino la tuya,
ninguna ciudad, ningún otoño desbordó
por mis manos el cabello de la luz,
los misterios del aire.

Duermen contigo aquella sangre derramada
en sueños, la noche sin refugio
con redes de oro, el perfume
cuajado de amapolas en tus labios
mientras yo contemplo la patria destruida de tu cuerpo,
recién abandonado.

Contemplo al dios que me arrojó a la vida
yaciendo en la sombra inmensa
de lo que ya no tendré…

La muerte ha llegado al mundo, mi dios,
y nada ya podrá espantar mi frío.

De La palabra esperada

Dice la poeta que "Hay ciudades que nos gustan y hay ciudades que nos hacen". Para ella Atenas es la ciudad que la hace. Dentro de ella tiene su caos, tiene su ruido. Cómo habla de Atenas, dan ganas de salir corriendo otra vez a visitarla.

Nos dice que Grecia para ella es un estado emocional, un estado del alma y donde siempre regresa. El olor a la vida y a la palabra, es Grecia.


Ensoñación de Fernando Pessoa

Nunca soñé habitada esta ciudad.
Siempre ardía en mis sueños al escuchar mis pasos,
se marchaba antes de que llegara a visitarla.
Lisboa no existe. Es la herida desnuda
que contempla el Tajo, la frágil
presencia de la lluvia que florece
en las calles, el vacío que nombro
en los secretos.
Ninguna imagen evoqué en esta ciudad.
Sólo yo pertenezco a lo que sueño.
Lo demás es espacio vacío, sombra
que me aterra y me vuelve la sangre
negra y fría como la muerte.
Soy lo que imagino y no regresaré a Lisboa
ni regresaré de Sintra.
Soy lo que imagino y no soy nada,
sólo apátrida esclavo de su nombre
que aún ignora dónde existe.


Por supuesto nos habla del poeta catalán Carles Riba, sobre el que hizo su tesis. Carles Riba fue un traductor, profesor y poeta. Se exilió con Machado y su familia, pero él terminó en un pueblecito más cerca de París.

Un compañero le pregunta que cuándo considera que el libro está acabado. Nos dice que un libro nunca se acaba. Sin llegar a lo que hacía Juan Ramón Jiménez, que ya era enfermizo. Pero hay que volver a él varias veces, muchas.

Hemos hablado del mito de Sísifo. De Safo también, de quién Aurora Luque nos dice que hizo una muy buena traducción. Hablamos entonces de la poeta Aurora Luque y de su libro "Los limones absortos".

El siguiente poemario es "En las aguas de octubre". Muy elegiaco. Es un libro de tradición grecolatina, mediterraneo. Una vuelta a los clásicos. Aunque también hay poemas sobre Lisboa. Se trata de una poesía muy delicada.

Eurídice

Quédate así un instante,
que esta luz que ahora me cubre
la memoria —ese paraje inhóspito y helado—
nunca convertirá en final lo que ahora brilla
como una lluvia débil cayendo de los árboles.

Es la prueba más hermosa
de estar vivos para siempre.
La única, tal vez.


LAS HUELLAS

                        No le reprocho a la primavera
                                   que llegue de nuevo
                                               Wislawa Szymborska

Dejo mi palabra hundida en esta primavera.
De ella crecerán las hojas que cubrirán
la puerta de mi casa,
-esta casa, cualquier casa-,
los nombres
que no desaparecen, pero tampoco nombran.

Escribir es despedirse,
sellar con hielo el corazón de un muerto.



A propósito de este libro nos habla la autora de Perséfone, del mito, de Hades que la rapta ofreciéndola ladinamente una granada. De ahí es como se explican las estaciones. Daba gusto escuchar cuántas cosas nos contaba de los mitos. También nos habla mucho de María Poliduri, de su triste vida.

La poesía de Marta López Vilar es una poesía muy profunda, con mucho peso, pero no es pomposa, ni pedante.

De ahí pasamos a hacer un repaso por la historia de la poesía en España. Y charlamos sobre el pensamiento ilustrado, el Romanticismo, Espronceda, Becquer. Y nos habla de María Zambrano y su texto "Los intelectuales en el drama de España".



Siguiendo con su trayectoria literaria, también Marta López Vilar nos hablaba de su tiempo de profesora en Hungría. Y de cómo pasaba muchos ratos en el restaurante que había debajo de su casa, un kebab, solo por oler a las especias,  y que le pareciera más mediterráneo.

De aquel tiempo, triste y largo para la autora surge "El gran bosque". Que está todavía en construcción, y del que nos leyó algunos poemas en prosa.


video




video


Y por último casi no hubo tiempo para hablar de la antología de poesía femenina que ella ha hecho "Translucidas". Parece muy interesante. Ha escogido a 29 poetas. Os he hablado de ella al principio de esta entrada.


Es muy dificil plasmar en una entrada todos los temas que tocamos en esa tarde literaria. Solo os he dejado unas pinceladas, una breve aproximación, sé que me falta muchísimo de lo que se habló. Porque fue una tarde muy, muy interesante. Conversamos, escuchamos, aprendimos. Hablamos de las ciudades, de Atenas, de los clásicos, de los mitos, de poetas griegos, de poetas catalanes, de la Ilustración, del Romanticismo... Más de tres horas y podríamos haber seguido mucho más tiempo porque unos temas sacaban otros y eso no tenía fin porque  todos eran igual de trascendentes y jugosos.

Ahora nos toca a nosotros profundizar en ellos.

Cuánto sabe Marta López Vilar, cuánto aprendimos y cuánto podríamos aprender de ella.

Desde aquí quiero darle otra vez las gracias por su generosidad queriendo compartir con nosotros una de nuestras tertulias.