Mostrando entradas con la etiqueta Navarra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Navarra. Mostrar todas las entradas

jueves, 5 de noviembre de 2015

Cementerio de Elizondo en el Valle del Baztan


"Del mismo modo que sobre las puertas de una ciudad se coloca un escudo con sus armas y sus valías, en la puerta del cementerio presidía una calavera que vigilaba desde sus cuencas vacías a los visitantes, avisándoles de que entraban en los dominios de aquel particular gobernador de la ciudad de los muertos..."





Hoy, siguiendo con nuestra semana dedicada a algunos cementerios, puesto que estamos en la semana de Todos los Santos y los Difuntos, nos vamos a fijar en el de Elizondo, en el Valle del Baztán.

Os contaba cuando hablábamos de ello en el blog que tiene su importancia literaria puesto que se habla de él en la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo. Y yo lo visité en julio de este año. 

En el primer libro de la trilogía "El guardían invisible" ya hablan de este cementerio porque es donde enterraban a las niñas asesinadas y donde de alguna manera arranca la historia. 

"La tumba de la familia Arbizu se encontraba justo donde comenzaba uno de los ramales; sobre el panteón reposaba un ángel que, indolente y con gesto aburrido, ajeno al dolor de los humanos, parecía observar a los enterradores que habían apartado la losa haciéndola rodar sobre unas barras de acero. Amaia se situó junto a Jonan, que parecía absorto en la base del crucero..."

Qué pena que en estas fotos no sacara yo el ángel. Se me quedó en la parte baja del cementerio. Pero no me diágis que no es bonito este cementerio, tan verde y lleno de flores. Imagino que en esta semana debe estar espectacular si en pleno verano ya tenía tan intensos colores. Con ese fondo de montañas y esa bruma es un lugar muy sugerente literariamente hablando.

Vemos en las fotos que además de las cruces hay alguna que otra estela discoidal, esas piedras de forma circular unidas al rito mortuorio que se utilizaron en Navarra hasta principio del siglo XIX. 





viernes, 18 de septiembre de 2015

Visita al Palacio Jauregia en Irurita (Valle del Baztan)




Quería recomendaros una visita guiada que hice el pasado julio en el Valle de Baztán. Se trata de una visita guiada teatralizada a un Palacio: el Palacio Jauregia, también conocido como Jauregizuria, en el centro de Irurita.

Es un Palacio de fines del siglo XIV o principios del XV hecho de piedra con una de las pocas torres de linaje que se conservan en el Valle.

La visita es muy interesante porque el propietario del palacio te va guiando con sus explicaciones por la historia del edificio y del valle. Para hacerlo se apoya en varias obritas de teatro que van representando dos actrices reflejando en la ficción una escena que podría haber existido perfectamente en ese ambiente y en la época que luego el propietario te va a contar. 

Está muy bien. Es muy entretenida la visita, muy agradable, incluso graciosa en algunos momentos gracias a la buena interpretación de las actrices. Me gustó mucho. Creo que es un acierto emplastar de forma tan armoniosa la historia y el teatro en ese marco de las estancias del Palacio para comprender la forma de vida del valle en las distintas épocas. 

Este Palacio siempre ha tenido ese nombre y desde el año 1437 que pertenecía al señor Pedro Periz ha continuado siendo de la misma familia.

Si vais por Navarra, por el Valle de Baztán, os recomiendo esta visita.








viernes, 4 de septiembre de 2015

Dolores Redondo, el Valle del Baztán y yo


“Duerme pequeña zorra, la amá no te comerá esta noche”


Tenía muchas ganas de conocer este lugar de la foto. Es bonito ¿verdad? Verde, elegante, fresco, con clase... y de un tiempo a esta parte un lugar muy literario también.

¿Sabéis cual es?

Está en España, en Navarra, en el Valle del Baztán... Ahora ya sí que lo sabéis ¿no? Elizondo. 

A partir de la trilogía del Baztán de Dolores Redondo se ha hecho muy conocido. "El guardian invisible", "Legado en los huesos" y "Ofrenda a la tormenta". Los tres libros reseñados ya en el blog, os copio el enlace:


Pues el pasado mes de julio estuve visitándo todo el Valle del Baztán, precioso. Y estuve alojada en Elizondo, por supuesto.

Me ha gustado mucho toda la zona, no la conocía, y ha sido un gran descubrimiento. Tras leer la trilogía tenía ya muchas ganas de visitarla y la verdad es que no ha defraudado mis expectativas. Me ha encantado. 

Quería dejaros con lugares de Elizondo y alrededores de los que habla Dolores Redondo en sus novelas. Allí estaban, tal y como ella nos había narrado. Y hasta me llovió, como no podía ser de otra manera. Así que pude sentir esa humedad, esa lluvia que sufre la inspectora Amaia Salazar cada dos por tres. Lluvia que no hace más que dejar todo mucho más brillante y sereno. 

Qué buena visita, si no lo conocéis no os lo perdais. Y si os gusta la novela negra, preferiblemente visitarlo después de imaginarlo leyendo esta trilogía. 


 La foto de arriba es de una librería de Elizondo. 

Y las fotos de debajo son todas de lugares de los que habla la protagonista: La tienda de ropa Belzunegui donde su madre les compraba la ropa cuando eran pequeñas. El autoservicio Adela donde le mandaba a comprar. Los calzados Virgilio donde les compraba los zapatos... De todos estos lugares tan cotidianos habla Amaia cuando vuelve a Elizondo y recordaba su infancia.







La escuela de Elizondo "Ikastola" Baztán

Cómo no incluir una foto de la escuela, la "ikastola", bien bonita por cierto...


El cementerio de Elizondo
 Y por supuesto del cementerio. Donde enterraban a las niñas asesinadas en el primero de los libros y donde de alguna manera arranca la historia. Vemos en la foto que además de las cruces hay alguna que otra estela discoidal, esas piedras de forma circular unidas al rito mortuorio que se utilizaron en Navarra hasta principio del siglo XIX.




Y también se mencionan en la trilogía otros pueblos del Valle del Baztán como Amaiur/Maya (en la foto de arriba) o Arizcun, en la de debajo, donde se ambienta el principio de la segunda novela que comienza con unos actos de profanación en la Iglesia de Arizcun.



Bueno, ya no os dejo con más fotos (que podría... de tantas como hice) porque yo creo que con éstas ya queda un poco ilustrado el ambiente de la trilogía del Baztán.