Mostrando entradas con la etiqueta Los nombres de las tiendas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Los nombres de las tiendas. Mostrar todas las entradas

sábado, 23 de septiembre de 2017

La cuenta de la vieja, el quinto de la tarde y el último mono

Gijón


Hoy traemos una entrada donde vamos a combinar los nombres de los establecimientos, en éste caso bares y restaurantes, con expresiones del lenguaje coloquial.¡A cuántos bares les ponemos esas frases por nombre! por supuesto con ello logran rápidamente atraer nuestra atención y que se nos quede en la memoria. Muy acertados...

Hoy traemos tres bares que he encontrado por tierras de Asturias. Los tres dándole vueltas al lenguaje coloquial. ¡¿Cómo no iba a traérmelos?!

La cuenta de la vieja, El quinto de la tarde y El último mono.


La expresión "La cuenta de la vieja" quiere decir hacer las cosas despacio, paso a paso, obviando operaciones matemáticas más complicadas o sesudas.




Oviedo


"Antiguamente, cuando todavía no se había establecido el sorteo, para ver qué toros correspondían a cada matador, el propio ganadero ordenaba la salida de los toros y, tradicionalmente dejaba para el quinto lugar aquel que le ofrecía mayores garantías de bravura, nobleza y condición. Por eso, el quinto toro de la tarde solía ser siempre esperado como el mejor de la corrida, aunque, lógicamente, no resultara siempre así. Hoy, también usamos la frase, para hacer frente a cualquier materia que ocupe el quinto lugar..."


Desde el lenguaje taurino nos llega esta expresión que tanto hemos utilizado en la vida cotidiana. Independientemente de que nos gusten o no los toros, lo cierto es que muchísimas expresiones de nuestro lenguaje coloquial procede de ellos.





Oviedo

Nos dice el diccionario de la Rae si buscamos la palabra "mono":

ser alguien el último mono
1. loc. verb. coloq. Ser insignificante, no contar para nada.

Hay muchas expresiones, muchas frases coloquiales con monos: Ser alguien el último mono, no tengo monos en la cara, corrido como un mono, a freír monos o monas...





Cuánto juego da el lenguaje coloquial, es musical y fácil de memorizar. Muy oportuno para ligarlo a los bares. Como decían Gabinete:

"Bares, qué lugares... Tan gratos para conversar..."


domingo, 17 de septiembre de 2017

"El nido de Robin" y la vida


Y vas por la calle por un ciudad del norte y de pronto te encuentras con ¡El nido de Robin!

¿Cómo no sonreír? ¿Cómo no volver sobre tus pasos para atraparlo?

Si ¡zas! nada más leerlo ese nombre ha tenido la virtud de llevarte en volandas a otro tiempo mágico. Finales de los años setenta, cuando eras adolescente y aún vivias en tu casa con tu madre y tus hermanos. Y te ves en tu comedor, con aquella estufa que de pronto bufaba, y todos sentados en los sofás viendo la misma serie sin parar de reír.

"Un hombre en casa", "Los Ropper", "El nido del Robin" salian en el televisor mientras crecías.

Y resulta que pasaron los años pero siguen dentro de ti, a poco que escarbes. 




viernes, 11 de agosto de 2017

Los regalos de las Palabras, de los nombres de las tiendas




A mi blog le gustan mucho los regalos.

Cómo él no los puede desenvolver le llegan con papeles de regalo imposibles en estos tiempos digitales de hoy en día. 

Pero a ninguno le falta un enorme lazo de raso tan trasparente que ni se ve pero que lleva el nombre escrito de quién se lo ha regalado, con la misma tinta indeleble con que llevo escrito yo el nombre de mis amigos en la memoria. 

En éstos últimos días a mi blog le han llegado tres regalos estupendos de mi amigo Salvanés. 

¿¡No me digáis que no lo son!?

 - Una tienda de "Helados a la plancha" - Buenísimo.

- Otra tienda que lleva por nombre "El buen trato" porque en ella el trueque del dinero por la mercancia siempre resultaba ser un buen trato para comprador y vendedor y siempre los clientes salían pensando lo "bien tratados" que se habían sentido.

- Y la última: Un restaurante llamado "Los amantes", para los amantes de la buena mesa, para los que se aman, para los amantes de los buenos nombres .

¡Mil gracias amigo!

Mi blog está encantado con sus regalos.




martes, 11 de julio de 2017

Otra entrada de la colección "Los nombres de las tiendas"

Una frutería que se llama "La pera limonera"

 Esta entrada está hecha de regalos. Así soy de afortunada.

Una fruteria que se llama "La pera limonera", un establecimiento donde se hacen tatuajes que se llama "Tatoo Hadas" y un tienda de regalos en Conil que se llama "Caminito de Cai".

Mi familia y mis amigos cuando van por ahí y ven una tienda con nombre chulo o un letrero curioso, se acuerdan de mi blog, la cazan y me la mandan.

Qué buena idea.

Me da mucha alegría cuando de pronto me llega un "guasap" que dice "Roci para tu blog".

Mil gracias a todos. Mi blog tiene mucha suerte de teneros. ¡Y yo más!



Un establecimiento de tatuajes que se llama "Tatoo Hadas"

Una tienda de regalos que se llama "Caminito de Cai"

viernes, 12 de mayo de 2017

"Pide por esa boquita" y más nombres para nuestra colección


Cómo  hoy es viernes, promesa de un finde un poco más largo para los madrileños porque el 15 de agosto es nuestro Santo, voy a hacer una entrada más distendida.

Se la vamos a dedicar a las calles, y en concreto a los bares, y mucho más concretamente a los nombres de las cosas. Vamos a guardarnos otro cromo para nuestras colecciones de "Los nombres de las tiendas" y "Los letreros de la calle".

Encabezando la entrada un bar con un nombre que me encantó "Pide por esa boquita": No me digáis que no era para traérmelo... Estaba en Valladolid.






En el siguiente bar que nos topamos, también Valladolid, nos esperaban dos regalos. 


Uno el nombre del establecimiento: "Caffé bar Julepe". Y además con apellidos: "Jack Daniels, Rock and roll y mucho futbol". 

Y luego con ese letrero, sí señor, pidiendo un poquito de silencio para los vecinos. No tenía desperdicio.




Y por último, nos queda la aportación de mi ciudad. En Madrid dimos con este bar cuyo nombre también me gustó: "Fulanita de tal". 

Un nombre desenfadado para un local que también lo es por el barrio de Chueca de Madrid. Es bar, puedes picar y tiene sala de conciertos. Y cabe todo el mundo sea cómo sea.

Me hizo gracia el nombre, muy bien elegido.


Buen fin de semana a todos.

jueves, 26 de enero de 2017

Los nombres de las tiendas... enésima entrega






Madrid



Ya estamos aquí de nuevo con otra de nuestras entradas dedicadas a las palabras.

Hoy vamos a por otra más para nuestra colección de Los nombres de las tiendas.

Las calles siguen siendo un filón, y tenemos que ir con los ojos bien abiertos porque en cualquier esquina, en cualquier tienda, en cualquier sitio nos sorprenderá.

Hoy os traigo tres ejemplares.

La foto que encabeza esta entrada la tomé yo misma en Madrid. Me encantó el nombre que habían inventado para un nuevo establecimiento de comida para llevar: "El taper de mi madre".  Chula ¿verdad?
 

Bilbao


















Estas otras dos fotos son un regalo de mi compañera Ana R. que muchas veces se acuerda de mí cuando viaja y me trae estos detallazos.

La foto de arriba es de una tienda de novios y protocolo de Bilbao. Cómo veréis la han bautizado como "Sí quiero". De lo más oportuno ¿Verdad?

Y la de abajo es de una relojería de La Laguna en Tenerife, que han llamado "El tiempo es oro". También muy ajustada a lo que ofrece.

Le reitero mis gracias desde aquí a Ana y Javier por sus recuerdos. Así da gusto.

La Laguna (Tenerife)

Por si os apetece recordar otras entradas con esta misma etiqueta de "Los nombres de las tiendas" os copio el enlace para que las podáis ver todas seguidas:




lunes, 8 de agosto de 2016

"Ultramarinos"



Yo no sé si ya hemos hablado en el blog de la palabra "Ultramarinos". Pero si ya lo hemos hecho, la palabra en cuestión es tan bonita, que no importa que nos repitamos.

Ya apenas hay tiendas de ultramarinos, sin embargo yo las recuerdo de mi infancia como esos establecimientos llenos de misterio, donde había mil y un alimentos que descubrir. Olían además tan bien... Es una palabra llena de nostalgia, muy evocadora.


Nos dice el diccionario de la RAE:



ultramarino, na
1. adj. Que está o se considera del otro lado o a la otra parte del mar.
2. adj. Esp. Dicho de un género o de un comestible, y especialmente del de fácil conservación: Traído del otro lado del mar, y sobre todo de América o Asia. U. m. c. s. m. pl. Lonja, tienda de ultramarinos.

Eran esas tiendas donde estaban los alimentos que traían de tierras lejanas, del otro lado del mar...

Se ve muy claro en la misma palabra: "Ultramarinos", es sencillo desmembrarla: Del prefijo Ultra (más allá), de la palabra "mar" del latín mare, más el sufijo "ino" del latín "inus" que denota relación o pertenencia, en este caso que pertenece al mar.

Eran y son, en los pocos casos en los que aún perviven, tiendas con mucho encanto: sus latas de conserva haciendo torres bien ordenadas, sus mostradores de madera y cristal, sus galletas o cualquier otro alimento a granel o al peso. Alimentos que perduraban, como perdura segurmente la memoria de alguna de ellas en nosotros. 

Os dejo con algunas fotos de ellas, tomadas por mí este verano en León, en Astorga. Dónde aún resisten algunas de ellas, afortunadamente.



viernes, 29 de julio de 2016

De la calle, de aquí y de allá

En Cádiz

Bueno pues ¡ya es viernes!

Se nos termina este julio del 2016 con un calor horroroso, así que para distraernos un poco de este tiempo que quita las ganas de hacer cosas, vamos con una de unas entradas sobre los nombres de las tiendas y los letreros de la calle.

La foto que encabeza esta entrada es un regalo de mi amigo Iñaki. ¡Es buena! ¿A que sí? "Mercería El porquería". Me ha encantado. 



La foto de debajo es de Madrid, por la zona de La Latina. No tiene desperdicio el letrero ¿no? Leedlo despacio, tal cual les sonaba al oído pues se ha hecho...

Madrid

 Y la última foto pues es de esos establecimientos de comida para llevar, y lo tomé al vuelo en La Coruña. 

También me pareció bueno el nombre que le habían buscado: "Se te va la olla"... Literalmente, pero literalmente muy apropiado.

En La Coruña


¿Que os han parecido?

Pues poco más, que disfruteis mucho del fin de semana y ¡no paséis mucho calor!


viernes, 15 de abril de 2016

¡¡Fraggle Rock!! y el Doctor Relimpio para nuestra colección



¡Ya es viernes otra vez!

Y, para que se note que estamos ya de fin de semana, toca una entrada del blog más distendida.

Dos fotos para nuestra colección de NOMBRES, de Nombres de tiendas. 

¡A que es chula la que encabeza esta entrada! Me encantó cuando la descubrí. Un lugar llamado ¡Fraggel Rock! ¿Vosotros veíais esta serie? Yo la veía con mi hermano el pequeño, y no nos perdíamos ni un capítulo de Los Fragguel, con su tío Matt el Viajero, con la Señora Basura... Qué dibujos tan tiernos y tan sugerentes. Nos gustaban mucho.

La foto es de Arnedo (La Rioja). Fui a recoger un premio de un certamen de "Relatos con zapatos",  y me traje el premio, un par de zapatos, y mi foto de Fraggel Rock. No estuvo nada mal.


Y la foto de debajo es uno de esos regalos que me hacen las amistades cuando van por ahí y se acuerdan de mí. Me la mandó mi amiga Nati para nuestra colección. Qué nombre tiene el doctor ¿A que sí?

La foto es de Sevilla.

¡Buen fin de semana a todos!




viernes, 8 de abril de 2016

Nombres de zapaterias



Os dejo hoy con una nueva entrada dedicada a los nombres de las tiendas. 

¡Sí ! hoy la cosa va de pies...






sábado, 12 de marzo de 2016

Letreros de las calles

Sierra de Ayllón


Hoy os traigo esos letreros que uno caza al vuelo cuando va por la calle e inmediatamente te llaman la atención. Pero en este caso no me llamaron la atención a mí sino a dos amigas mías. Lo mejor es que nada más verlo dijeron ¡Para el blog de Rocío!

Son majas mis amigas ¿verdad? Son amigas mías y del blog.

El que encabeza la entrada me lo regaló mi amiga Isabel.

La verdad es que es bien chulo ¿verdad? "Niños en libertad". Me gusta mucho. Estaba de senderismo y lo vió en un pueblecito de la Sierra de Ayllón. 

Muy ocurrente y da que pensar.


Y ésta foto de aquí arriba pues me la regaló mi amiga Marián. 

Y es de por el Sur, mi amiga y la foto. Creo que es de Cádiz, mi amiga seguro, y la foto del restaurante casi, casi que también. 

Bueno, pues eso, que da gusto que me den estas alegrías de vez en cuando. Porque hay que reconocer que las fotos son curiosas, están bien. Me gustan estas demostraciones de ingenio.

jueves, 28 de enero de 2016

Nombres de las tiendas y Refranes: Marimoco y su hebra

En Madrid, en el barrio de Las Letras


La hebra de Marimoco, que cosió siete camisas y aún le sobró un poco

¿A quién no le suena este refrán? Yo se lo escuché muchas veces a mi madre, cuando yo cortaba una hebra demasiado larga cuando iba a coser. Por extensión se puede utilizar contra quien hace cualquier derroche o exceso de cálculo.

En este blog nos gusta el lenguaje coloquial, el de siempre, el de casa, por su riqueza y su tradición. Dentro de este lenguaje tenemos las frases hechas y los refranes. 
No me digáis que no es un nombre bien bueno el que le han puesto a esta tienda de arreglos de ropa. Está en Madrid. De lo más oportuno: "La hebra de Marimoco".

Marimoco es una mujer ficticia, por más que he buscado no he encontrado reseña alguna que pruebe que de veras existió.

Por un lado he encontrado que se trata de un calificativo que se utiliza para ciertas mujeres ayudándose del diminutivo Mari, que alude a la "mujer" en general. Iribarren nos dice en su Vocabulario navarro tres apelativos para calificar a las mujeres compuestos en base a Mari, entre ellos Marimoco:
Marimandona: Mandorrotona, mandona. (De uso casi general).
Marimoco: despectivo. Mujer llorona y pedigüeña. [Montaña.]
Marimoño: despectivo que aplican a la mujer que se peina de manera exagerada, ridícula o en forma no correspondiente a su clase. [Montaña.] Mujer infatuada, vanidosa. [Id.]




Y como unas cosas llevan a otras ya de paso os cuento que he encontrado que en Cádiz hay otra "Marimoco". Me estoy refiriendo a la del nombre de unas cuevas.

Se trata de un entramado de galerías subterráneas conocidas como Cuevas de Marimoco, restos de la red de minas construidas por los ingenieros militares del XVIII mediante bóvedas de cañón que formaron parte de las defensas de la plaza, a su través se desplazaban las tropas entre las fortificaciones y hacia el interior y el exterior de la ciudad.



Y de oca a oca y cómo lo nuestro son las palabras, dejamos a un lado a Marimoco, pariente nuestra desde siempre mientras cosíamos, y nos centramos en otros refranes relacionados con la costura:

"Coser y cantar, todo es empezar" ó "Coser y hacer albardas, todo es dar puntadas" con el significado de que para hacer algo lo principal es la voluntad de querer llevarlo a cabo.

"Costurero/a sin dedal, cose poco y lo hace mal."

"Haciendo y deshaciendo va la modistilla aprendiendo".

"Dar puntada sin hilo".

"Para muestra: un botón".

"Para aprender a bordar, harás muestras sin parar". 

"Las que han sido costureras, nunca dejan las tijeras". 

"Coser y deshacer, todo es quehacer". Hay variedades de éste: "Hacer y deshacer, todo es quehacer".

"Mujer ventanera, poco costurera".

 "La aguja en el dedo hace mal, por ello ponte un buen dedal".

"Manos de costurera no ensucian la tela".

"La buena costurera, hace bien de cualquier manera".

 
Y por último podemos recordar una adivinanza:

RODEADA DE HILOS, AGUJAS, Y PATRONES
DA TRABAJO A MILES DE BOTONES 

(La modista) 



Hay muchos refranes y frases hechas, incluso adivinanzas cómo veis, relacionados con la costura. También observamos que en la mayoría aluden a la mujer. Hoy existen buenos sastres muy famosos, pero antiguamente el oficio de costurera estaba reservado a la mujer y eso pervive en el lenguaje coloquial que mucho nos ha llegado gracias a la tradición oral.






IRIBARREN, José María (1952): Vocabulario navarro seguido de una colección de refranes, adagios, dichos y frases proverbiales. Pamplona: Editorial Gómez.

http://cvc.cervantes.es/lengua/paremia/pdf/007/005_calero.pdf

viernes, 23 de octubre de 2015

De Librerías Café y Los nombres de las tiendas

"El rincón de Momo" - Zaragoza
Para mí escribir no es cuestión de libre albedrío,
es un acto de supervivencia.

Paul Auster



Una entrada distendida para el viernes.

Hoy os traigo algunos regalos que me hacen mis amigos siempre precedidos de la frase: "Rocío es que me he acordado de ti y..." 

Son majos ¿verdad? Yo se lo agradezco mucho porque suelen ser, como en esta ocasión, buenos lugares, buenos nombres, buenas entradas para mi blog.

La foto que encabeza esta entrada y la de debajo han venido desde Zaragoza. Mis amigas las mañas se acordaron de mí en "El rincón de Momo". Uno de esos lugares que tendré que conocer algún día porque parece muy acogedor y aúna dos cosas muy buenas: puedes tomarte algo y además funciona como biblioteca porque prestan libros. El mural con la cita de Paul Auster es bien chulo ¿verdad?


"El rincón de Momo" de Zaragoza

Otro regalito fue la foto de debajo. En este caso tenemos una peluquería con un nombre divertido ¡¡Jo qué corte!! Muy oportuno y muy juguetón con el doble sentido de la frase. 

Qué importante es nombrar algo, tenemos que pensarlo bien porque conlleva después muchas implicaciones. En este caso con esa doble exclamación, esa muletilla del "jo" y cómo ya decíamos el doble sentido implícito en su significado lo primero que haces es sonreírte. El nombre de la peluquería ya te predispone a verla de forma positiva.

Esta foto me la enviaron mis amigos de Madrid, Javier Díaz (javierdiazgil.blogspot.com) y Piluca pilupiruletadefresa.blogspot.com) y me dijeron que esta peluquería está en Madrid muy cerquita del Museo Reina Sofía.



Peluquería de Madrid





martes, 15 de septiembre de 2015

Nombres de tiendas de y para los más pequeños

Esta tienda de ropa está en Madrid, por el barrio Salamanca

Siguiendo la línea de nuestras últimas entradas donde tangencialmente hemos hablado del mundo infantil al hablar de las "ikastolas" (las escuelas de Navarra) y después los escritores siendo niños, hoy también seguimos con los más pequeños.

Pero en ésta ocasión nos vamos a centrar en nuestra colección "Los nombres de las tiendas", que hace mucho tiempo que no tocamos este apartado. Hoy nos vamos a fijar en el lenguaje con el que han decidido denominar a éstas tiendas que se ocupan de los niños. Vamos a centrarnos en algunos rudimentos del lenguaje infantil.

Como podemos observar en las fotos, a la hora de buscar un nombre para estos establecimientos, hay varias opciones: O bien se utiliza el lenguaje de las rimas fáciles, como en la foto que encabeza la entrada "La oca loca", muy utilizado en los cuentos y poemas infantiles.

O bien se pueden utilizar esas frases hechas que los niños enseguida aprenden y con las que pretendemos hacer las actividades más lúdicas como en el caso del nombre de la tienda de la foto de debajo de éste párrafo: "Al agua patos". También hay una canción con este título.
Está tienda está en Madrid, por el barrio Salamanca

O podemos utilizar otros recursos también lúdicos como por ejemplo las adivinanzas, esos acertijos con rima, como la que tienen en el escaparate de la zapatería de abajo: "Alegría de niños soy, vengo, vengo y voy".


Esta zapatería está en Menorca, en Mahón

Por supuesto también otros títulos para tiendas surgen, como decíamos antes, de las canciones infantiles. Canciones que todos nos sabemos porque nos llegaron dentro de algún cuento. Así tenemos en la tienda de debajo de éste párrafo la archiconocida frase "Tralaralarita" que cantaba la Ratita Presumida: "Tralaralarita barro mi casita...".

Los cuentos infantiles y sus canciones son un filón a la hora de elegir algún nombre para estas tiendas. Inmediatamente nos van a trasladar a nuestra infancia, y la nostalgia va a conseguir que el nombre de la tienda se nos quede rápido en la cabeza y quieras o no ya acaparará nuestra atención.






Por último también otro recurso es utilizar esas frases que todos conocemos por la misma razón anterior porque todos tenemos una infancia y hemos crecido con ese lenguaje infantil universal. Tenemos así el caso de la tienda de juegos y juguetes "Abracadabra". "Abracadabra, pata de cabra" decíamos jugando a los magos...

Y ya, no quiero extenderme más. Espero que os haya parecido entretenida esta entrada.

lunes, 7 de septiembre de 2015

"Ultramarinos" - Una palabra de siempre





 Me gusta mucho la palabra "Ultramarinos".


ultramarino, na.
1. adj. Que está o se considera del otro lado o a la otra parte del mar.
2. adj. Se dice de los géneros o comestibles traídos de la otra parte del mar, y más particularmente de América y Asia, y en general de los comestibles que se pueden conservar sin que se alteren fácilmente. U. m. c. s. m. pl. Lonja, tienda de ultramarinos.

 Ultramarino, es una palabra compuesta por el prefijo ultra (en latín significa "más allá" o "al otro lado de") y marino que hace referencia al mar. De ahí su significado.

Aquí en España cuando yo era pequeña había más tiendas de alimentos más exóticos que el pan o la verdura que se encuadraban bajo este título de "Ultramarinos". Ahí comprábamos, me acuerdo, el chocolate, el café, las conservas, el bacalao y las galletas. También todo tipo de alimentos que nos duraban mucho tiempo. Productos que te vendían a granel, productos que venían de más allá del mar. Nada más entrar te saludaba el olor del establecimiento y a continuación el dependiente que desplegaba todas sus atenciones en ti, al otro lado de un mostrador de marmol.

Hoy día ese tipo de tiendas casi han desaparecido por obra y gracia de los supermercados, tan iguales, tan inodoros, tan llenos de gente y estantes, tan escasos de dependientes y atenciones.

En cuánto a la palabra, se tiene constancia de su utilización, al menos, desde el siglo XIII. Los europeos la aplicaban a los viajes en barco por la zona del Océano Índico. A partir del siglo XV y el descubrimiento de América se empezó a utilizar esta palabra para referirse a los territorios que se iban descubriendo.



La foto está tomada en Soria, en un pueblecito pasado el Puerto de Santa Inés, creo recordar que se llamaba Montenegro de Cameros.

jueves, 23 de julio de 2015

¿Tiendas antiguas... palabras viejas? Vaciador, vituallas, embrocación......


Hoy os traigo una selección de fotos cogidas por la calle para nuestra colección. 

Me gusta mucho cuando voy por la calle y tropiezo con estas tiendas, algunas que ya no se utilizan, otras en cambio sí, pero que conservan sus letreros de siempre, algunos con esas palabras que no sé muy bien si se siguen utilizando de tan poco cómo me suenan... 

Fijaos en la fotografía que encabeza esta entrada. Está tomada en Guadalajara. Ya apenas se ven tiendas como éstas: "Vaciador, cuchillería, copiado de llaves, reparación de paraguas". 

Lo de "vaciador" no acabo yo de entenderlo... ¿Alguien me puede explicar a qué se refieren? He buscado la palabra en el diccionario y me ha aclarado poco, la verdad:

vaciador, ra.
1. m. y f. Persona que vacía.
2. m. Instrumento por donde o con que se vacía.


No creo haberlo visto en ninguna otra tienda.

Y ahora mirad la de abajo. La tomó mi amigo Javier y me la envió para la colección:
 "Antonio García: Métodos evolucionarios de avituallamiento"

 Y nos dice el Diccionacio de la Real Academia:

avituallamiento.
1. m. Acción y efecto de avituallar.

 avituallar.
1. tr. Proveer de vituallas.

 vitualla.
(Del lat. tardío victualĭa, víveres).
1. f. Conjunto de cosas necesarias para la comida, especialmente en los ejércitos. U. m. en pl.
2. f. coloq. Abundancia de comida, y sobre todo de menestra o verdura.

Bueno hemos llegado a algún lado, a "vitualla". Ahora ¿Quién dice vitualla? Y entonces ¿"Métodos evolucionarios de avituallamiento"? ¡Métodos evolucionarios...! Echalé... ¡Vamos un súpermercado! Que es exactamente lo que nos dice el letrero en vertical: Supermercados Meda.

Pero qué difícil nos lo habían puesto ¿no?





 Y ya solo nos queda una foto por comentar, que tampoco quiero extenderme mucho. 

Ésta foto que cierra esta entrada del blog, nos muestra una fachada antigua preciosa de una antigua farmacia. Está en Madrid, en el barrio de Malasaña. Y si os fijais en los azulejos de en medio de las dos puertas en el lateral de la derecha dice "Emplead embrocación Juanse".

¿Habíais escuchado alguna vez la palabra "embrocación"? Yo no... Yo creo que esa palabra no se suele utilizar mucho ¿no? O al menos yo nunca me había topado con ella. 

Pues bien la buscamos en el diccionario y nos dice:
 
embrocación.
1. f. Med. cataplasma (tópico de consistencia blanda).
2. f. Med. Acción de derramar lentamente, y como si se regara, un líquido sobre una parte enferma.


cataplasma.
(Del lat. cataplasma, y este del gr. κατάπλασμα).
1. f. Tópico de consistencia blanda, que se aplica para varios efectos medicinales, y más particularmente el que es calmante o emoliente.
2. f. coloq. Persona pesada y fastidiosa.

 Sí embrocación parece ser que es una cataplasma. Palabra que sí había escuchado antes, pero que tampoco creo que ahora mismo sea muy frecuente. A mí la verdad es que me hace gracia en su acepción coloquial: "Persona pesada y fastidiosa". Los jóvenes de hoy en día ¿Utilizan cataplasma para designar a los pesados...?  Me temo que no... A mí me recuerda a los tebeos que leíamos. Sí, definitivamente, me resulta graciosa.

Y ya, yo creo que por hoy lo dejamos aquí.  


lunes, 6 de julio de 2015

Los letreros de las calles - Almería


Como es lunes y cuesta enfrentarse al mundo con algo sesudo... vamos poco a poco. Por eso hoy os traigo otra entrada de la calle, sí, una de esas ligeritas.

En Almería, más concretamente en Mojacar, me topé con ese poema callejero de la foto de arriba en una pizarra a la entrada de una taberna. Muestra del más genuino lirismo callejero almeriense. ¿Cómo no me lo iba a traer? No me digáis que no está bien...

Las fotos de debajo son. La Taberna del letrero, en la plaza del Caño de Mojacar, como os decía.

Y la otra foto es de San José, también en Almería en el Cabo de Gata, una nueva adquisición para nuestra colección de "Los nombres de las tiendas": "Bocata y Fuga". Tampoco me pude resistir.









Ésta última foto está tomada en Carboneras, me hizo mucha gracia que llamaran "Branquias" a un Centro de Buceo, muy ingenioso.

Y venga, ahora que hemos sonreído vamos a seguir con el lunes.