jueves, 30 de mayo de 2013

Estar en la Inopia o Estar en la luna de Valencia



Hoy hablamos de palabras ¿Vale?

Bueno mejor dicho hablamos de expresiones o frases hechas. Me gustan mucho, ya sabéis.

Vamos a hablar de "Estar en la Inopia" y "Estar a la Luna de Valencia": Dos lugares paradisíacos donde nadie nos molesta y se está tan ricamente...

Estar en la Inopia

Resulta que yo no sabía (tengo tanto que aprender...) que Inopia también significa Pobreza. No lo sabía. Pero sí, ahora vais a ver que es su significado. Aunque luego está la expresión "Estar en la Inopia" que es a la que yo me quería referir y que significa no haberse enterado de algo...

¿Cómo pasamos de un significado a otro?

inopia.
(Del lat. inopĭa).
1. f. p. us. Indigencia, pobreza, escasez.
estar en la ~.
1. loc. verb. coloq. Ignorar algo que otros conocen, no haberse enterado de ello.

Por lo que he encontrado aquí o allá, en internet, parece ser que el origen de la expresión "Estar en la Inopia" viene de que, de acuerdo con su origen latino, "inopia" (in-ops) es palabra latina que significa ´sin riqueza´.

 ¿Por qué se identifica el estar ausente, con la pobreza, o la indigencia? Pues porque las personas pobres, indigentes, viven apartadas de la sociedad y consecuentemente no se enteran de nada, están ausentes.

Ésta es la explicación que yo he encontrado. Pero si alguno de vosotros sabe cualquier otra, compartidla por favor.



 
Estar a la luna de Valencia

En cuánto a esta expresión, con parecido significado a la anterior: no enterarse, estar despistado... tiene distintas versiones en cuánto a su origen.

Parece ser que, al menos, la mayoría de ellos proceden de la Valencia amurallada.

Nos referimos a las antiguas murallas que rodeaban la ciudad de Valencia. Éstas tenían unas puertas por las que acceder al interior y que eran cerradas por la noche tras el toque de queda. Aquellos rezagados, por despiste, que llegaban tras el cierre no podían pasar al interior y por lo tanto no tenían posibilidad de ir a dormir a sus casas, por lo que debían pasar el resto de la noche al raso, a la luna de Valencia.


Pero hay otras fuentes que nos ofrecen otros orígenes al dicho.

Entre ellos el que da el periodista y escritor Vicente Vidal Corella (1905-1992) en el libro “La Valencia de otros tiempos” en el que, aparte de la versión explicada más arriba, también relata que algunos cronistas atribuyen el origen al momento de la expulsión de los moriscos de la ciudad y la acumulación de éstos en las playas de Valencia, ya que debían de ser trasladados en barcos hasta las costas de Argelia, Marruecos y Túnez, pero debido a la gran cantidad que eran no cupieron todos en las naves, prometiéndoles que regresarían a recogerlos, por lo que muchos quedaron esperando varias noches a la luna de Valencia.

Y hay quién atribuye el uso de la expresión a aquellos barcos que arribaban a las costas valencianas y debido a la mala marea no podían acercarse para atracar, motivo por el que sus pasajeros permanecían a bordo, a la luna de Valencia, esperándo poder desembarcar.


Hay muchas expresiones en español (¿Por qué será...?) para referirnos a ese estado en el que no nos enteramos de nada, empezando por las que ya conocemos:

Estar en la Inopia
Estar a la luna de Valencia

Estar en las Batuecas
Estar en Babia
Caerse de un nido
Caerse de un guindo (ésta yo la utilizo mucho... me sale aquí mi vena jardinera)
Estar en las nubes
Vivir en las nubes
Estar fuera de onda
Pensar en las musarañas...


¿Conocéis más?

¡Pues venga a ver quién sabe más!






4 comentarios:

  1. Hola Rocío, me han gustado esas explicaciones. Gracias por buscarlas.
    Yo también suelo decir, creo que con el mismo significado de lo que tú apuntas: estar "albardado (albardao)" y estar "empanado (empanao)"
    Es curioso que haya tantas opciones para expresar lo mismo, ¿verdad? A ver si es que tenemos demasiada tendencia (yo, el primero) al empanamiento mental.
    Un beso, entre pan y pan.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Iñaki. He estado todo el fin de semana un poco desconectada y no he podido contestarte.Y sí es sospechoso ¿verdad? que tengamos en España tantas expresiones relacionadas con estar en las nubes. ¿En otros idiomas también será así? Habrá que enterarse. Mucha gracias por tu comentario. Un beso bien grande, Rocío

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que en estoy soy bastante simplona. Creo que sólo empleo "estar en las nubes", quizás también "estar empanado" (lo de albardado tiene su gracia!!). Es verdad que hay muchas formas de decir esto, pero estoy convencida de que también hay decenas de maneras de expresar otras situaciones, y es que nuestro idioma es riquísimo!!! Un beso fuerte ;)

    ResponderEliminar
  4. Yo, en cambio, me paso la vida "cayéndome del guindo". Pero claro diciéndo ¡que no, que no me he caído!" aunque sí, muchas veces estoy en las nubes... Es verdad, nuestro idioma es bien rico. Un besazo Mónica

    ResponderEliminar

Tus comentarios me enriquecen, anímate y déjame uno