lunes, 21 de mayo de 2012

Escribiendo donde no se debe...



Todos los días paso por delante de estos árboles, dos o cuatro veces. Y siempre pienso lo mismo: qué lástima...

Mira que a mí me gustan los letreros, los nombres de las cosas, las frases, las palabras. Me gustan tanto que en cuánto me cruzo con cualquiera de ellos que me llama la atención ya me los estoy llevando en la cámara...


Pero jo, en los árboles, en las plantas... ¡vaya ideas! 

Ya en otras ocasiones lo he visto, acordaros también de aquellas pobres plantas que me traje de mi viaje a Sicilia:

Pero da igual el lugar del mundo que sea... En todas partes hay vándalos, está visto.

Pobres árboles.






1 comentario:

Asun dijo...

Rocío, nuestros queridos árboles, Tienes razón, pero no hay que olvidar que muchos de esas palabras o al menos iniciales se escriben en aras del amor...
Pronto voy a ver yo también dos o cuatro veces esos árboles, que el lunes ya vuelvo al curro.
Besos.